MISIONES. Preocupa la tendencia en alza de niños y adolescentes con obesidad

El Ministerio de Salud de la Nación amplió las prestaciones incorporadas al Programa Médico Obligatorio (PMO) para la cobertura de tratamientos vinculados a los trastornos alimentarios, principalmente de obesidad. Este abordaje de la enfermedad reaviva una problemática que, a la vez, se acentuó con el brote de Covid-19: cada vez más personas son diagnosticadas obesas, una tendencia en alza también en niños y adolescentes.

El médico cirujano Eduardo Carrozzo, quien integra el equipo del hospital Doctor Ramón Madariaga dedicado al tratamiento interdisciplinario del paciente obeso indicó: “En Misiones tenemos las mismas cifras que todo el litoral y Argentina. Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo nuestros índices de sobrepeso rondan alrededor del 60% y nuestros índices de obesidad están alrededor del 24 al 25%, lo que determina una patología extremadamente prevalente”.

“Las cifras que hay son de población adulta, pero lastimosamente la población en niños o adolescentes está marcando una tendencia muy parecida a los adultos, eso es preocupante porque un niño obeso termina siendo un adulto obeso y termina generando problemas a edades tempranas. En nuestra época decían que ‘el chico que era gordito’ va a adelgazar, eso científicamente no es así, se sabe que un niño con obesidad va a ser un adulto con obesidad y va a desarrollar todas estas patologías pero en una edad más temprana”, aclaró.

“Siempre uno quiere creer que nuestra región tiene problemas de desnutrición pero en realidad es al revés, lo que tenemos es un problema de malnutrición, lo que nos lleva a comer mal. La pandemia potenció el problema y eso influye negativamente en la calidad de vida del paciente y en el sistema de salud porque lo recarga”, reflexionó.

Además agregó que aquellos pacientes con obesidad u obesidad mórbida suelen tener otras patologías asociadas, entonces se trabaja sobre la obesidad y se genera un descenso de peso importante para que el paciente deje de tener estos problemas y deje de consumir medicamentos.

El profesional hizo hinapié en que todos estos problemas del comer mal en las personas empeoraron cuando la persona estuvieron encerradas “y todo el día comían y sobre todo es que hay que hacer cosas simples como por ejemplo, ordenar la comida, hacer actividad física todos los días, respetar los controles médicos y los descansos. La obesidad es un problema, es una enfermedad crónica que es compleja porque te afecta a todos los otros órganos y aparte es progresiva, entonces hay que hacer acciones concretas para que el peso frene y después baje”.