Misiones otorga un aumento de 23% en dos cuotas a los empleados públicos

La suba no tiene cláusula gatillo, pero podría revisarse en septiembre.

Los empleados públicos de Misiones recibirán un incremento salarial de 23%. La recomposición se realizará en dos cuotas consecutivas e iguales y será percibida con los sueldos de enero y febrero y alcanza también a los jubilados y pensionados provinciales.

El anuncio fue realizado por el gobernador Hugo Passalacqua y fue la confirmación de un rumor que había comenzado a circular en los últimos días del año pasado. Si bien no se estipuló una cláusula gatillo, desde el Gobierno dijeron que se acordó un monitoreo permanente de la evolución de la economía y una eventual renegociación en septiembre si la inflación se dispara muy por encima del aumento salarial otorgado.

El aumento también alcanza a jubilados, pensionados y docentes.

El año pasado los empleados estatales perdieron por goleada frente a la inflación. Habían acordado un incremento del 20% en varios tramos y la inflación rondó el 47%. Parte de esas pérdidas fueron compensadas con un bono de fin de año de 5.500 pesos que se terminó de pagar este sábado.

Desde el Ejecutivo se defendieron al señalar que Misiones está entre las tres o cuatro provincias que mayores incrementos otorgó a sus empleados. Y dijeron que por ahora no se analiza otorgar un aumento extra que permita recuperar el poder de compra perdido en 2018. “Todo está sujeto a la evolución de la economía”, se sinceró un funcionario.

El incremento salarial otorgado será en el básico, motivo por el cual impactará con fuerza en el escalafón jerárquico, dijeron desde el Gobierno.

Tal como ocurrió el año pasado con el Bono de las Fiestas, Misiones picó en punta en el otorgamiento de la recomposición salarial. A eso debe sumarse una serie de programas que permiten ahorros en la canasta familiar y otros productos utilizando la tarjeta del banco que oficia de agente financiero de la Provincia.

Algunos gremios dijeron que el anuncio es un alivio para los bolsillos de los estatales, pero lejos está de ser una solución a la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron en los últimos años.

El incremento salarial también alcanza a los docentes, con lo cual el Gobierno se aseguró el inicio de las clases con los docentes en las aulas. Ese sector volverá a reunirse con el Ejecutivo en julio para analizar un posible nuevo aumento.