Más de 25 mil viviendas entrego el IPV que este martes evoca su 46° aniversario

El organismo empezó a funcionar en el edificio de Vialidad Provincial en un tiempo de aproximadamente de 6 meses, porque el organismo no contaba con edificio propio.

Un 10 de abril de 1972 se creó el referente provincial del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) con el nombre de Instituto Provincial de la Vivienda y que este martes 10 de abril cumple 46 años de vida.

El organismo empezó a funcionar en el edificio de Vialidad Provincial en un tiempo de aproximadamente de 6 meses, porque el organismo no contaba con edificio propio.

El proyecto y construcción de su sede edilicia definitiva, esto es en los terrenos de la antigua “bloquera” del organismo donde se hacían las pruebas correspondientes a los materiales presentados por las empresas. En este terreno, a principios de la década del 60, funcionaba el Matadero Municipal de aquel entonces.

El actual administrador, Marcelo Ugelli expuso su  convencimiento de que “nuestra intervención como Organismo Ejecutor de Viviendas optimiza la localización de viviendas y propende al crecimiento y desarrollo urbano de las localidades, tarea que lleva a cabo fundamentalmente con los  municipios  de las distintas localidades del interior provincial  y con las instituciones relacionadas con la provisión integral de servicios y equipamientos (Educación, Salud etc.)”.

Significó que “nuestro trabajo no solo ayuda a bajar el déficit habitacional de la Provincia, sino reduce la desocupación a través de la movilización de la mano de obra como también produce el consumo de insumos locales y servicios relacionados con la actividad de la construcción de viviendas”.

Expuso como uno de los hechos trascendentales de la vida institucional la decisión del gobernador Gildo Insfran del cambio de modalidad en el procedimiento de adjudicaciones –sorteo público- para garantizar la más absoluta transparencia en el procedimiento que se utiliza a través del sistema de sorteo que se realiza públicamente.

“Los beneficiarios son agrupados de acuerdo a la antigüedad de inscripción, la condición de familia numerosa o por tener entre sus integrantes un miembro con algún tipo de discapacidad. Todo el esquema se organiza con el sistema de bolilleros y sobre la base del padrón de adjudicatarios, confeccionándose el listado con el correspondiente número de orden en cada caso”, explicó.

Desde aquel 1972 a la fecha muchos de los actuales empleados que están desde la fundación del Instituto lo tendrán en su memoria y traerán desde sus recuerdos quizás la presencia de compañeros, que trabajaron para que esto sea una realidad, y  que ahora ya no están porque han partido al llamado de Dios.

Ugelli aseguró que el organismo cuantifica en “más de 25 mil viviendas” hechas y entregadas a lo largo y ancho del territorio provincial, entre ellas casas de la modalidad aborigen, rurales (PAIPPA) y urbanas. Entre estas últimas sobresale en la ciudad capital las casas ya entregadas en el barrio Nueva Formosa; todas estas son un claro ejemplo de la expansión urbana planificada.

Las viviendas rurales, las viviendas para los pueblos originarios, las viviendas urbanas,  los planes de desarrollo urbanos, el mejoramiento de las viviendas, el mejoramiento de barrios, infraestructura, emergencia hídrica y regularización dominial además de acompañamiento al vecino de la capital y el interior son algunas de las realidades que venimos encarando desde el IPV en esta etapa de progreso constante que vive la Provincia”.