Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés fueron a visitar a Soledad Aquino, quien se recupera de un trasplante de hígado, y compartieron el momento

Son momentos difíciles para la familia de Marcelo Tinelli. Tras haber sufrido una hemorragia intestinal y haber superado el COVID-19 en medio de la hospitalización, Soledad Aquino debió ser sometida a un trasplante de hígado el 10 de junio pasado. Y, desde entonces, la madre de las hijas mayores del conductor de ShowMatch, Micaela y Candelaria, se encuentra internada en La Trinidad de Palermo en plena recuperación.

Desde el primer momento, todo el entorno de Tinelli mostró su preocupación por la salud de Aquino, con quien él mantiene una excelente relación. Sin ir más lejos, Paula Robles, otra de sus ex esposas y madre de Francisco y Juanita, también se sumó al pedido de sangre que hicieron las hermanas mayores de sus hijos hace unas semanas. Y lo mismo hizo Guillermina Valdés, actual pareja del conductor y mamá de Lolo, quien en todo momento se mostró muy conmovida por la situación.

De hecho, en la tarde del viernes, la actual empresaria del calzado decidió compartir en sus historias de Instagram un momento íntimo de la vistita que Marcelo y ella le hicieron a Aquino. En la foto, tomada por la misma Guillermina, se puede ver a Tinelli junto a la cama en la que se encuentra Soledad, sosteniendo en su mano el teléfono celular desde el que su hija mayor participaba del encuentro mediante una videollamada.


Hace diez días, Tinelli había utilizado la pantalla de su ciclo de El Trece para mandarle fuerzas a quien fuera su esposa. “Voy a aprovechar este momento también para levantar las manos y dedicarle este programa a mi ex mujer, a Sole, que está pasando un momento difícil después del trasplante de hígado. Toda la familia levantamos las manos permanente”, dijo.

Y luego agregó: “A mis hijas también, que sé que la están luchando junto a su mamá. Y todos juntos, siempre. Más allá de separaciones en la vida amorosa, hay separación de padres que nunca existen, porque los padres van a estar unidos siempre. Y más de dos hermosas mujeres, como son Mica y Cande, y tan luchadoras también. Voy a levantar mis manos también, con esta canción (en referencia a ‘Levanto mis manos’, de Samuel Hernández) y pedir por Sole, que es una guerrera, una luchadora”..

Además, el conductor contó cómo es el vínculo actual con su ex mujer, de quien se separó hace ya 28 años. “Sole compartió hermosos momentos conmigo y los seguimos compartiendo. Porque tenemos una hermosa relación hasta el día de hoy. Me emociona ir y agarrarle la mano y quedarnos un rato ahí, mirándonos”, reconoció.

Asimismo, en ese momento Tinelli se hizo un espacio para hablarle a la “gran familia ensamblada” que formó. “A mi ex, a Paula que está ahí y está al lado de Sole también. Fundamentalmente a mi mujer, a Guille que va y se emociona y llora con ella. A los hijos de Guille, a mis hijos de mi matrimonio con Paula. Somos muchos. Y en estos momentos difíciles es cuando la gente se ve y cuando está de verdad en los momentos en los que más se necesita”, señaló.

También se expresó con gratitud para con “todos los médicos que hacen un trabajo impresionante, maravilloso, desde el momento que fue operada y trasplantada, y antes también”. Y le agradeció al público por sus mensajes. “Gracias por todo el amor que nos están dando, por la cadena de oración que han hecho, por las donaciones de sangre, que se necesitan y van y donan permanentemente”, cerró Tinelli.