Macri: “Venimos a asegurarnos que ningún argentino pase hambre”

Con un discurso de conciliador hacia la oposición, el presidente Mauricio Macri concurrió por tercera vez al Congreso nacional para inaugurar el 136° período de sesiones ordinarias. Durante su discurso, en el que no hubo grandes anuncios, ratificó el gradualismo y aseguró que están sentadas “bases firmes” para sostener el crecimiento.
Macri habló 40 minutos ante la Asamblea Legislativa donde pidió a la oposición que “abran su mente y su corazón y confíen en que todo lo que estamos proponiendo va a funcionar y está funcionando”. “Necesitamos de todos”, afirmó el mandatario. En el inicio de su exposición agradeció a los argentinos “por comprender que este es un esfuerzo que hacemos entre todos” y por “entender que las cosas llevan tiempo, y no hay atajos ni soluciones mágicas”. “Lo peor ya pasó, ahora vamos a crecer (…) el esfuerzo que hicimos va a traer frutos”, aseguró.

AGRADECIMIENTO

“Gracias por comprometerse con el dialogo, que es la unica manera de llegar a soluciones que incluyan a todos”.
“A cada uno le doy las gracias, por el esfuerzo. Lo peor ya pasó y es hora de crecer. Las transformaciones que hicimos empiezan a dar frutos”, afirmó.
“Hay familias que no tenían agua ni cloacas y ahora lo tienen. Esas parejas que no tenían vivienda y ahora la consiguieron. Aquel trabajador que tiene asfalto en su cuadra. Me llena de entusiasmo porque me pusieron acá para emprender un camino distinto, de desarrollo, combatiendo la pobreza para que nadie quede atrás” argumentó Mauricio Macri.

INTENCIÓN CLARA

Además, argumentó: “Quiero dejar bien clara mi intención: detrás de cada propuesta o reforma está la responsabilidad y el amor con que he tomado esta tarea. Quiero lo mejor para todos los argentinos y que cada uno pueda ver como va avanzando”. Y añadió que: “Venimos a reducir la pobreza y asegurarnos que ningún argentino pase hambre”.
“Quiero proponerles una agenda de trabajo con desafíos concretos que nos ayuden a seguir creciendo. Queremos un Estado al servicio de la gente, que obligue a los funcionarios a rendir cuentas y con alto estándar ético”, remarcó.