Macri no se baja de la interna de Juntos por el Cambio y vuelve a correr por derecha a Larreta y Bullrich

El expresidente Mauricio Macri sigue amagando con una posible candidatura a la presidencia en las elecciones de 2023 y evita pronunciarse a favor o en contra de Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, los dos representantes de su espacio político que se pelean abiertamente para ser sus herederos. Pero además, el exmandatario estaría alentando a una potencial sucesora de Juntos por el Cambio para pelear por el Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires: la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

En declaraciones radiales que dio antes de viajar al Mundial de Qatar, el exmandatario sostuvo que “no es lo mismo” que gane el jefe de Gobierno o la presidenta del Pro porque “cada uno tiene su estilo”. “Yo también quiero reflexionar acerca de qué pasa con el candidato a presidente”, advirtió.

“Me siento comprometido con la gente que me fue a despedir aquel 7 de diciembre – dijo en referencia a la convocatoria no tan nutrida que le dijo adiós en Plaza de Mayo, momento en el que se subió a un pequeño escenario solo acompañado por Juliana Awada-. Y siento que lo estoy haciendo desde el lugar donde hoy estoy convencido, clarificando ideas. Si Argentina no va a un profundo cambio no tiene futuro”.

De esta manera, Macri no se baja todavía de la posibilidad de presentarse para pelear por la presidencia en 2023. Y fiel a su utilización de metáforas vinculadas al fútbol, el exmandatario aseguró que “la gente” le pide que sea candidato. “Se mezcla todo. Cuatro quieren que sea candidato a presidente de la Argentina, uno a Boca”, farfulló.

El fundador del Pro remarcó que su compromiso está en “defender ciertas ideas”, pero sugirió que no está convencido de ser él quien “deba liderarlas”.

“Hoy ya hay dos candidatos muy lanzados y firmes dentro del Pro que transmiten su vocación de llevar a cabo un cambio, y otros dos o tres del radicalismo, y que tienen que ir creciendo”, dijo y alentó a representantes de la UCR para que se presenten en una primaria.

“Yo les digo a todos que presenten sus candidatos y la gente va a elegir, y si ganan ellos (por el radicalismo) los demás tienen que acompañar”, aseguró.

Acuña, precandidata a jefa de Gobierno
Este viernes, Macri también recibió a la ministra de Educación de la Ciudad y precandidata a la jefatura de Gobierno porteño, Soledad Acuña, en sus oficinas de Olivos. A pesar de que públicamente ya apoyó a su primo, el exintendente de Vicente López Jorge Macri, este es el quinto encuentro en el año que el expresidente mantiene con la funcionaria de Rodríguez Larreta.

Según informaron fuentes del Pro, en la reunión ambos “revisaron encuestas, dialogaron sobre el futuro electoral en la Ciudad y coincidieron en que el Pro tiene que tener una opción competitiva para retener el distrito”.

Macri le expresó a Acuña que “por trayectoria y capacidad” tiene “todo para ofrecer una propuesta interesante para la Ciudad” y defendió su condición de “Pro pura”.

Así, quien quedaría afuera y sin apoyo es el senador Martín Lousteau, quien aspiraba a competir en una interna de Juntos por el Cambio en representación del radicalismo.

Macri versus Cristina
El expresidente también aprovechó para atacar a Cristina Fernández de Kirchner y aseguró que su discurso en el acto por el Día de la Militancia en La Plata fue propio de “un loquero”.

“Que ella diga que ‘cuando estábamos gobernando nosotros estábamos mejor’ es un loquero, me duele la cabeza. Hay que hacer un esfuerzo para no enloquecer”, sostuvo Macri a modo de respuesta y consideró que los dichos de la exmandataria son “otro capítulo de la Argentina de la insensatez”.

“Hoy hay una creciente conciencia de que estos discursos como los que escuchamos anoche no nos llevan a ningún lado. Son ideas anacrónicas y destructivas”, aseguró Macri y -a pesar de que CFK invitó a “sumar y restar” correctamente- reiteró su típica cantata antiperonista al considerar que “nadie ha destruido tanto valor en el mundo como nos ha pasado a los argentinos en 50 años”.

“Por ahí estoy loco -añadió y sostuvo que cuenta con apoyo para las elecciones del año que viene-. La gente en la calle es impresionante que nos piden por favor vuelvan, tenemos que cambiar. Se entendió y tenemos que ir a fondo. Siento que hay algo que cambió”.