Los tres presidentes latinoamericanos que se diferenciaron de las dictaduras de Maduro, Ortega y Díaz-Canel en la CELAC

Nicolás Maduro eligió territorio amigo para hacer su primer viaje oficial desde que la Justicia norteamericana lo acusara de narcoterrorismo, incluso ofreciendo una recompensa de USD 15 millones por su captura, y también decidió por primera vez desde 2018 visitar un país democrático (había viajado a Cuba, claro): el dictador chavista decidió viajar a México para la cumbre de la CELAC porque le prometieron que iba a estar cómodo… La visita de otro dictador a tierras mexicanas, el cubano Miguel Diaz -Canel le daba pistas de que sería arropado. Sin embargo, tres presidentes latinoamericanos se diferenciaron y denunciaron mirándolos a la cara la brutalidad de sus regímenes.

El primero en diferenciarse fue el ecuatoriano Guillermo Lasso, que hizo su debut presidencial en cumbres regionales. En su intervenci√≥n advirti√≥ que el futuro com√ļn de la regi√≥n solo puede construirse a trav√©s de la libertad. ‚ÄúLibertad para nuestros ciudadanos, para abrir nuevos mercados , para comerciar, so√Īar y crecer juntos en una plena democracia donde existan elecciones transparentes, donde se respete la libertad de expresi√≥n, donde se respeten los derechos humanos y las libertades pol√≠ticas de los opositores a nuestros gobiernos‚ÄĚ, pidi√≥.

E invit√≥ a todos los que quieran construir ese nuevo futuro en libertad: ‚ÄúUnamos nuestros destino a trav√©s de una verdadera integraci√≥n de abajo hacia arriba‚ÄĚ.

M√°s duro y directo a√ļn, fue el paraguayo Mario Abdo: ‚ÄúMi presencia en esta cumbre, en ning√ļn sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del se√Īor Nicol√°s Maduro. No hay ning√ļn cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente‚ÄĚ.

‚ÄúLa legitimidad democr√°tica se va construyendo d√≠a a d√≠a, honr√°ndola con nuestro actuar. No inmiscuy√©ndose en otros poderes, no manipulando la justicia. Yo quiero esto para toda la regi√≥n. No hay otro camino que no sea la democracia‚ÄĚ, sentenci√≥.

Y finalmente, el uruguayo Luis Lacalle Pou, con su tono sereno pero determinado, reivindic√≥ la democracia y puso nombre y apellido a las dictaduras de la regi√≥n. ‚ÄúNuestro pa√≠s integra este foro porque la CELAC ha ampliado su relacionamiento con otros pa√≠ses del mundo pero esto no significa que caiga en desuso la participaci√≥n en al OEA. Hay que ser bien claros al respectos‚ÄĚ, empez√≥ su discurso el uruguayo. Y recalc√≥: ‚ÄúLos gobiernos nacionales, como los gobiernos de las organizaciones son esencialmente criticables, y son materia de cambio y por eso se puede discrepar con una conducci√≥n pero no se puede desvirtuar el organismo‚ÄĚ.

Y afirm√≥: ‚ÄúCompartimos la autodeterminaci√≥n y la no intervenci√≥n, pero uno de los elementos que impulsa la CELAC es la democracia, el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres‚ÄĚ.

Lacalle interpel√≥ directamente a los l√≠deres autoritarios que fueron recibidos en M√©xico sin ning√ļn tipo de cuestionamientos. ‚ÄúParticipar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados pa√≠ses no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separaci√≥n de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los DDHH, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupaci√≥n que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela‚ÄĚ.

Maduro habl√≥ inmediatamente despu√©s del uruguayo. Enfurecido, comenz√≥ su intervenci√≥n con un desaf√≠o directo a quienes denunciaron la brutalidad de su r√©gimen: ‚ÄúLe digo al presidente de Paraguay: ‚ÄėPonga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia‚Äô. En Paraguay, en Venezuela y en Am√©rica Latina. Y estamos listos para darlo. Ponga usted el lugar‚ÄĚ, comenz√≥. Y sigui√≥: ‚ÄúO ponga Lacalle la fecha y el lugar. O usted L√≥pez Obrador. Y Venezuela est√° lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revoluci√≥n y de lo que haya que debatir de cara a los pueblos, en transmisi√≥n en vivo y en directo, o en privado. Como ustedes quieran. Con respeto y sin exclusiones‚ÄĚ.


Inocultables violaciones a los derechos humanos

Cuba es la dictadura m√°s antigua de la regi√≥n y lleva d√©cadas persiguiendo a la disidencia. El √ļltimo 11 de julio los cubanos salieron a las calles hartos de la represi√≥n y lo que recibieron fue m√°s persecuci√≥n y cientos de detenciones pol√≠ticas.

El jueves pasado, la Misi√≥n de las Naciones Unidas en Venezuela concluy√≥ que la justicia de la dictadura de Nicol√°s Maduro facilit√≥ la persecuci√≥n y tortura a los opositores y fue un factor clave en el encubrimiento de estos cr√≠menes. El documento presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU se√Īala tambi√©n que ‚Äúel Estado no adopt√≥ medidas concretas para remediar las violaciones de derechos humanos‚ÄĚ. La investigaci√≥n dej√≥ en evidencia el sistem√°tico uso del aparato represivo que realiz√≥ el estado militar de Maduro sobre aquellas voces disidentes y la complicidad de la estructura judicial. ‚ÄúLas acciones y omisiones de los Jueces y Juezas atendieron las denuncias de tortura han tenido consecuencias devastadoras para las v√≠ctimas, incluyendo la continuaci√≥n de la tortura y el deterioro de su salud‚ÄĚ, remarca la investigaci√≥n de la ONU.

En Nicaragua el r√©gimen de ortega mantiene detenidos desde junio pasado a 34 opositores, entre ellos siete aspirantes a la presidencia, bajo cargos de promover la injerencia extranjera en ‚Äúmenoscabo de la soberan√≠a‚ÄĚ, al amparo de una ley que entr√≥ en vigor hace ocho meses que tipifica estas acciones como ‚Äútraici√≥n a la patria‚ÄĚ. Ortega ha calificado a los opositores presos de ‚Äúcriminales‚ÄĚ, ‚Äúagentes del imperio yanqui‚ÄĚ.