Los tamberos bonaerenses piden que el dólar soja caduque el 30/9 o que sea para todos

Caprolecoba enumeró los 6 factores por los cuales este año la lechería no va a crecer: desde el clima hasta ‘la macro’ .

PEHUAJÓ (NAP). En su informe mensual, la Cámara de Productores de Leche de la Cuenca del Oeste Bonarense, enumeró “los factores que complican la gestión productiva (de los tambos) desde hace meses” y que frenarían el aumento productivo.

Los factores son:

*La sequía redujo la base forrajera,

*Se obtuvo menos silaje y hubo que consumirlo más rápido,

*Empeoraron mucho las relaciones de precios con el maíz y la soja,

*El “dólar soja” encareció los concentrados y empeoró todo,

*DEX (derechos de exportación) y controles arbitrarios interfieren flujo de precios al productor,

*La “macro” sigue inestable. “En conclusión: este año no podremos crecer”, concuye el informe que elabora el gerente de Caprolecoba, Daniel Villulla.

Clima

El analisis desagregado detalló que, en cuanto a las condiciones climáticas, “setiembre prolongó otro mes seco en el oeste de Buenos Aires que, como las demás cuencas lecheras, mantiene la capa superficial de sus suelos con déficit de humedad y napas bastante bajas. El 18/9 cayeron algunas lluvias desparejas y escasas, que cubrieron con unos 20 mms zonas cercanas a La Pampa, 5-15 mms en otros casos; y en gran parte de la región, nada”. En tanto que anticipó que “el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional para el trimestre SET-OCT-NOV en la Cuenca Oeste de Bs As anticipa lluvias normales y temperaturas superiores a lo normal”.

Inflación

“En el 1er semestre el precio de la leche acompañó con ventaja a la inflación y le ganó a un dólar atrasado. Pero en el 2do, pierde terreno frente a ambos y complica a los tambos, según la disponibilidad de pasto y reservas con la que hayan llegado”. El panorama es malo, segun Villulla, por estas cuestiones: “Este año llegamos con sequía, base forrajera disminuida, reservas consumidas, los maíces sin sembrar, un pronóstico de La Niña hasta fin de año y para colmo: un ‘dólar soja’ por la cabeza”.

Dólar ‘soja’

El gerente de Caprolecoba describió el perjuicio que tuvieron los tamberos con la puesta en marcha del dólar a 200 pesos a los produuctores de soja que mantenían almacenados sus granos por los perjuicios que les causaba la disparidad de la moneda estadounidense.

La medida agravó la crisis de costos en la que venían los tambos, encareciendo aún más los concentrados usados en la alimentación de las vacas (que contienen derivados de soja) y complicó las negociaciones por los alquileres de campo, que se cotizan en quintales de soja/Ha.

En situación de arrendamiento está la mitad de la producción lechera de Argentina, ya que se desarrolla sobre campos alquilados.

El gobierno y la opinión pública deben saber que los tambos no estamos en condiciones de absorber las consecuencias de esta medida, pero sí podemos ayudar a ampliar el ingreso de divisas al país, si el dólar soja caduca el 30/09 y no se prorroga el Decreto 576/22 del 04/09.

O, por otro lado, los tambos también podrían ayudar a ampliar el ingreso de divisas del país, según Caprolecoba, “si trabajamos con un mismo dólar para todas las actividades”.(Noticias AgroPecuarias)