Los perros salvajes prehistóricos y los primeros humanos europeos

Los restos de un licaón prehistórico descubiertos recientemente a Dmanisi, Georgia, podrían ser la primera evidencia de que estos perros salvajes africanos ya se desplazaron a Europa en el Pleistoceno. La investigación sugiere que los perros pudieron convivir con los primeros humanos europeos, de los que hay restos en la misma zona.

El estudio es obra de un equipo internacional coordinado por el profesor de la Universidad de Florencia Saverio Bartolini-Lucenti, con participación del investigador Joan Madurell, del Departamento de Geología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), junto con investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).

Los autores del estudio analizaron los restos de un gran perro, de hace entre 1,77 y 1,76 millones de a√Īos. Se trata del perro salvaje europeo m√°s antiguo conocido, y precedi√≥ la expansi√≥n de estos perros desde Asia hacia Europa y √Āfrica durante la era Calabresa (hace entre 1,8 y 0,8 millones de a√Īos), en el Pleistoceno.

Los investigadores han identificado diferentes estructuras dentales que sugieren que el perro de Dmanisi perteneció a la especie Canis (Xenocyon) lycaonoides, el licaón euroasiático, que se originó en Asia Oriental y podría ser el ancestro de los perros salvajes africanos actuales. Las características dentales del animal también coinciden con las de otras especies similares a los perros (cánidos) de la misma era y también actuales, que han sido identificadas como altamente carnívoras (con más de un 70% de carne en sus dietas). Estas características incluyen unos terceros premolares más estrechos y cortos que aquellos de los omnívoros, y también un carnasial largo y afilado (el diente que tritura la carne, situada en medio de la mandíbula). Los autores del estudio no han encontrado un desgaste significativo en los dientes, lo cual sugiere que el perro era un adulto joven, aunque de grandes dimensiones y de unos 30 kilogramos de peso.

Dado que los restos de humanos encontrados previamente en Dmanisi son la evidencia directa m√°s antigua de los primeros humanos que llegaron a Europa desde √Āfrica hace aproximadamente 1,8 millones de a√Īos, este descubrimiento sugiere que los perros salvajes y los primeros humanos de la zona convivieron a Dmanisi. El lica√≥n euroasi√°tico pudo, entonces, dispersarse por √Āfrica, Asia y Europa, tal como tambi√©n sugieren otros estudios, llegando a ser uno de los carn√≠voros m√°s extensos del registro f√≥sil.

El estudio se titula ‚ÄúThe early hunting dog from Dmanisi with comments on the social behaviour in Canidae and hominins‚ÄĚ. Y se ha publicado en la revista acad√©mica Scientific Reports. (Fuente: UAB)

https://noticiasdelaciencia.com/art/42403/los-perros-salvajes-prehistoricos-y-los-primeros-humanos-europeos