Lipofilling y la cirugía estética después del embarazo

La mejora del contorno corporal es uno de los procedimientos de cirugía plástica más solicitados hoy en día, especialmente en aquellas personas que han sufrido pérdidas masivas de peso, así como para aquellas mujeres que han sufrido uno o varios embarazos, y el lipofilling o la transferencia de grasa propia entre diversas zonas corporales del paciente, se está convirtiendo en el santo grial para lograr esas nuevas curvas.

El cirujano plástico especialista en los procedimientos de cirugía de la mama Dr. Roberto Moltó, nos habla del empleo de las técnicas de lipofilling, lipoestructura o transferencia de grasa, para la mejora del contorno corporal después del embarazo.

La cirugía plástica después del embarazo

Tener un bebé es una experiencia que cambia la vida y que da uno de los regalos más preciados del mundo.

Desafortunadamente, este regalo a menudo tiene un alto precio para el cuerpo. Durante el embarazo y la lactancia, el cuerpo pasa por cambios significativos, muchos de los cuales pueden perdurar durante años después del parto. La cirugía de cambio de imagen para mamás (mommy makeover) restaura el físico de una mujer con la cirugía plástica.

Es debido a estos procedimientos de cirugía plástica, junto con la dieta y el ejercicio, por lo que vemos a muchas celebrities con un cuerpo estupendo apenas un tiempo después de haber dado a luz.

Mommy Makeover y la cirugía del contorno corporal

Por suerte, si la madre moderna de hoy en día se encuentra deseando recuperar su antiguo cuerpo, tiene varias opciones. Los procedimientos de contorno corporal son diferentes prácticas de cirugía plástica que ayudan a las mujeres a volver a sus cuerpos de antes del embarazo.

Algunos de los procedimientos de contorno corporal más populares son la abdominoplastia o cirugía estética de abdomen, la liposucción, y la cirugía de elevación de pecho con o sin prótesis, todos los cuales pueden ayudar a las mujeres a lograr la forma corporal que desean.

Cuando se combinan, estos procedimientos quirúrgicos se conocen como “Mommy Makeover”.

La liposucción

La liposucción es un procedimiento de cirugía plástica que rompe las células de grasa y remueve el exceso de grasa de áreas específicas del cuerpo.

Después del embarazo, una mujer puede tener problemas para perder el exceso de grasa del abdomen, los brazos, las piernas o los glúteos.

La liposucción es la solución para recuperar la confianza en sí misma y en su cuerpo antes del embarazo.

La abdominoplastia tras el parto

Después de llevar un bebé durante nueve meses, es probable que su estómago no tenga el mismo aspecto después del parto. La abdominoplastia que realiza el doctor Moltó es un procedimiento estándar que muchas mujeres eligen después de dar a luz.

La cirugía estética de abdomen, también conocida como abdominoplastia, es un procedimiento quirúrgico estético que elimina el exceso de grasa y piel de la zona del abdomen, a la vez que tensa los músculos abdominales los cuales es muy probable que hayan sufrido una diastasis o separación.

Mientras que la liposucción solo eliminará la grasa, la abdominoplastia eliminará el exceso de piel sobrante y tensará los músculos de la pared abdominal.

Elevación de pecho con o sin prótesis

Tener un hijo puede tener un impacto severo en sus mamas o pechos. Sus senos pueden desinflarse después de expandirse rápidamente durante el embarazo, o pueden perder elasticidad durante la lactancia.

En muchos casos el resultado es que las mujeres encuentran que sus pechos han perdido gran parte de su volumen y se encuentran muy caídos.

Una mujer no debería tener que vivir con pechos con los que no se sienta segura. Una simple cirugía de elevación de con o sin aumento de volumen mediante el empleo de implantes o bien con grasa propia, puede hacer que la mujer recupere unos pechos que tengan una forma y volumen mucho más satisfactorios que mejorarán la confianza y femineidad.

¿Qué es el lipofilling o transferencia de grasa?

La transferencia de grasa implica la eliminación de bolsas de grasa de una zona del cuerpo mediante liposucción, y la inyección de esas células de grasa en otra zona que necesita ser aumentada.

Tenemos cinco buenas razones por las que la transferencia de grasa se está convirtiendo en el procedimiento de referencia para la mejora de la figura, especialmente en mujeres que desean recuperar su aspecto después de sufrir uno o varios embarazos.

Las ventajas del Lipofilling

Procedimiento Mínimamente invasivo

La transferencia de grasa logra resultados excepcionales, con la ventaja adicional de ser menos invasiva que los procedimientos de lifting o la colocación de implantes o prótesis mamarias.

La liposucción suele utilizar incisiones relativamente pequeñas para insertar un tubo estrecho que succiona suavemente la grasa. La grasa extraída se coloca en la zona que se va a aumentar mediante una simple inyección, lo que hace que esta parte del tratamiento sea comparable al Botox o a un relleno dérmico.

La mayoría de los pacientes pueden recibir el procedimiento completo de transferencia de grasa en una sola sesión y sólo necesitan unos pocos días de inactividad para recuperarse.

Doble beneficio

La transferencia de grasa ofrece el doble beneficio de adelgazar una zona del cuerpo por eliminación de un exceso de adipocitos o células grasas en una zona localizada, a la vez que se inyecta la propia grasa purificada para dar volumen y resaltar los contornos en otra zona corporal.

Por ejemplo, algunos pacientes pueden elegir que se les quite la grasa del abdomen, cartucheras o muslos, y se les inyecte en los glúteos o las mamas.

Procedimiento sin cicatrices visibles

Debido a que la liposucción implica incisiones muy pequeñas para eliminar la grasa, prácticamente no hay cicatrices visibles después del procedimiento.

Las inyecciones de la grasa propia ya purificada tampoco dejan ningún resultado residual, dándote un nuevo contorno corporal sin los signos reveladores de que has “pasado por el quirófano”.

Este es a menudo un resultado preferible a los procedimientos de levantamiento e implante que típicamente requieren incisiones mucho más grandes y cicatrices postoperatorias.

Totalmente Personalizado

Los procedimientos de transferencia de grasa son totalmente personalizables para las necesidades únicas de cada paciente. Puede elegir dónde y cuánta grasa eliminar de una zona para obtener los resultados de escultura corporal que desee.

La grasa se puede colocar estratégicamente en varios lugares para el aumento de volumen en la zona corporal deseada, asegurándose de que obtengas el tipo y la cantidad de volumen que estás buscando.

Resultados duraderos

Al igual que otras formas de contorno corporal, la transferencia de grasa puede resultar en una mejora permanente de los perfiles corporales.

Debido a que la liposucción elimina las células de grasa del cuerpo, los resultados son duraderos siempre y cuando se mantenga un peso saludable.
La transferencia de grasa también se considera un método de aumento duradero, a diferencia de otros tipos de tratamientos inyectables que deben repetirse periódicamente para mantener los resultados.

https://noticiasdelaciencia.com/art/40797/lipofilling-y-la-cirugia-estetica-despues-del-embarazo