Las pequeñas y medianas empresas lácteas quieren sumarse al Plan Argentina contra el Hambre

Las industrias pequeñas y medianas nucleadas en APyME (Asociación de Pequeñeas y Medianas empresas Lácteas), quieren sumarse al programa Argentina contra el Hambre, un programa diseñado por el gobierno nacional para asistir a las familias de menores recursos con la provisión de alimentos y, en ese sentido hicieron llegar al ministros de Agricultura de la Nación, Luis Basterra una propuesta que involucra a masá de 100 puntos de venta de lácteos en todo el país.

En ese sentido, el ministro Basterra recibió en su despacho de la Avenida Paseo Colón, a los directores de la Entidad para recibir la propuesta que confeccionaron y manifestaron su intención de sumarse al Plan Argentina contra el Hambre, lanzado por el Presidente Alberto Fernández.

Durante el encuentro, el titular de APyMEL, Pablo Villano, afirmó que cuentan con un “sistema comercial desarrollado hace 7 años, con venta directa en los locales propios de las pymes asociadas, con un precio más ventajoso que en los comercios tradicionales”.

En este sentido, pusieron a disposición los más de 100 puntos de comercialización al público para participar de este plan con promociones y descuentos, además de sumarse a las ferias que se desarrollen para cumplir el objetivo.

Por su parte, el gerente de la Plataforma de Comercio Exterior de APyMEL, Fernando Ramos, agradeció la decisión del Gobierno Nacional de mantener la alícuota de los derechos de exportación para los productos lácteos. Asimismo, destacó que “a diferencia de la mayoría de los países de la región, donde las pymes fueron desapareciendo, en Argentina se dio la situación inversa. Las pymes hemos crecido y pasamos a ser exportadoras”.

Cabe señalar que APyMEL cuenta con 240 asociados en forma directa, pero representa a las 650 pymes que se encuentran distribuidas en todos los pueblos el interior del país, generando empleo directo para un promedio de 30 trabajadores por planta, quienes producen quesos blandos, semiduros y duros; además de los productos derivados como la ricota, la manteca, el dulce de leche, la leche en sachet y larga vida, yogures y postres.