Las gramíneas sacaron pecho y el maíz es la vedette del momento

El maíz, con un 95 por ciento de la siembra realizada y el 91 por ciento de los lotes en buen estado, apunta a un nuevo récord productivo que rozaría las 50 millones de toneladas. El dato se desprende del nuevo monitor de indicadores agrícolas presentado por la secretaría de Agroindustria. El área cubierta con choclo en la campaña 2018/19 sería de nada menos que 9,4 millones de hectáreas.
El trigo, que ya terminó de cosecharse con un volumen final de 19,3 millones de toneladas, ocupó en esta campaña 6,3 millones de hectáreas. Gracias al crecimiento del trigo y el maíz, el porcentaje de gramíneas en la rotación creció por tercer año consecutivo y supera el 50 por ciento.
Mientras tanto la soja, cuyo avance de siembra ya es del 99 por ciento con un 88 por ciento de los lotes en estados bueno o muy bueno, ocupará en la campaña actual un total de 17,5 millones de hectáreas y se espera una producción de 54,3 millones de toneladas.
El girasol, que fue uno de los cultivos más afectados por las inundaciones en Chaco, Santiago del Estero y Santa Fe, tiene el 79 por ciento de los lotes en buen estado, un avance de cosecha del 22 por ciento -de las 1,8 millones de hectáreas sembradas- y aspira a una producción final de 3,5 millones de toneladas.