La trayectoria de la sonda espacial OSIRIS-REx

La sonda espacial OSIRIS-REx de la NASA partió de la Tierra en 2016 y llegó al asteroide Bennu en 2018. Tras una extensa serie de observaciones, incluyendo un breve descenso a la superficie para recoger muestras del suelo, el 10 de mayo de 2021 la nave emprendió el viaje de regreso a la Tierra. El objetivo del viaje de vuelta es depositar en la superficie de la Tierra la cápsula con las muestras.

Estaba previsto realizar una maniobra de corrección de rumbo en la fase actual del viaje pero hace unos días se comprobó que la trayectoria lograda con el encendido de sus motores principales el 10 de mayo fue tan precisa que ahora se ha tomado la decisión de no realizar la maniobra de corrección programada, por considerarse que esta es innecesaria. El próximo ajuste de rumbo puede que tenga que realizarse en 2022.

Si todo va bien, a fines de septiembre de 2023, tras haber completado dos órbitas alrededor del Sol, la OSIRIS-REx pasará cerca de la Tierra. Cuando llegue a las inmediaciones de nuestro planeta, soltará la cápsula de muestras que entrará en la atmósfera terrestre y, con la ayuda de un paracaídas, descenderá hasta la superficie, donde deberá ser recogida. Está previsto que la cápsula se pose en un polígono de pruebas de Utah, Estados Unidos.

El equipo de la misión llevará a cabo ajustes de rumbo unas semanas antes de la reentrada de la cápsula a la Tierra, con el fin de inducir con precisión el ángulo con el que reentrará en la atmósfera y dónde se posará la cápsula. Un ángulo demasiado bajo podría hacer que la cápsula rebotara en la atmósfera. Con un ángulo demasiado alto, la cápsula podría arder debido al calor generado por la fricción extra con la atmósfera. Una reentrada correcta pero con un descenso incontrolado que llevase a la cápsula a posarse en un lugar no previsto podría dificultar mucho la tarea de recogerla.

Si la OSIRIS-REx no consiguiera liberar la cápsula, el equipo tiene un plan de reserva para cancelar la operación, reajustar el rumbo de la nave y volver a intentarlo durante una nueva aproximación a la Tierra en 2025.

Con la liberaci√≥n de la c√°psula en 2023, la OSIRIS-REx habr√° completado su misi√≥n principal y probablemente dispondr√° a√ļn de bastante combustible para una posible nueva misi√≥n a otro asteroide. El equipo de la misi√≥n investigar√° la viabilidad de dicha misi√≥n durante el verano de 2021. (Fuente: NCYT de Amazings)

https://noticiasdelaciencia.com/art/41943/la-trayectoria-de-la-sonda-espacial-osiris-rex