La peor caída de la historia: por la pandemia y la recesión, el PBI se derrumbó 19,1% en el segundo trimestre

La combinación de tres años consecutivos de recesión más el efecto de la pandemia y la cuarentena hicieron que en el segundo trimestre de este año, en la medición interanual, la economía argentina se desplomara 19,1%, la mayor caída de la historia.

El INDEC informó que en el primer semestre el desplome fue de 16,1% con relación al mismo periodo del año pasado. En el primer trimestre, que incluyó apenas diez de la cuarentena por el coronavirus, la caída había sido del 5,4%.

Los números mejoran cuando la comparación se hace contra el trimestre anterior. Allí la pérdida fue de solo 16,2%,

El segundo trimestre absorbió de lleno el efecto de la pandemia con casi todos los rubros paralizados por la cuarentena. Así, los 16 sectores en los que el INDEC divide la actividad disminuyeron su producción. Las mayores caídas fueron las de Hoteles y restaurantes (73,4 % interanual) y Otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales (67,7%), donde se engloban rubros como peluquerías y gimnasios, entre otros. Las medidas de aislamiento profundizaron también el derrumbe de la construcción, que cayó 52,1%.

El consumo privado se contrajo un 22,3%, mientras que las exportaciones cayeron 11,7% y las importaciones, 30,1%.

“Esta caída supera a la registrada en la crisis de 2001/2 siendo siendo la más fuerte desde que se tenga registro. Con esta performance, Argentina se ubica entre los países con mayor caída del nivel de actividad del mundo”, plantea Jerónimo Montalvo, economista de Empiria.

“El dato más preocupante es la mala performance que está teniendo la inversión que desde principios de 2018 acumula una caída del 54% por lo que su participación en el PBI alcanzó un mínimo histórico. Esto será una pesada carga para la recuperación del empleo y las exportaciones”, indica Montalvo.

Los analistas coinciden en que el segundo trimestre la caída del PBI tocó piso. A partir de ahí, la economía empezó a rebotar con las mayores aperturas en medio de la cuarentena. Para este tercer trimestre se espera un repunte cercano al 10% con relación al segundo. Y para el último tramo del año, el rebote se iría ralentizando, con un salto en torno al 5%.

“Para el tercer trimestre vemos una recuperación de entre 9 y 10%. Julio fue un buen mes, en agosto la recuperación se interrumpió y septiembre viene un poquito arriba de agosto”, señala Andrés Borenstein, de EconViews. “El cepo va a afectar las expectativas”, apunta.

La consultora EcoGo estima que hubo un parate el mes pasado, fruto de la mayor incertidumbre y del endurecimiento de la cuarentena en el interior. “A nosotros agosto nos dio 0% de variación contra julio”, indica Juan Ignacio Paolicchi. 

A esto se agrega que la semana pasada, el endurecimiento del cepo metió la cola. “La economía con estos niveles de restricciones no crece”, dice Paolicchi. “Si las restricciones se mantienen Argentina va a tener un margen muy chico para crecer en 2021, más allá del efecto estadístico. Si la caída de las reservas se mantiene eso afectará el nivel de actividad”.

Para Borenstein, lo que pase de ahora en más con la actividad dependerá de lo que ocurra con la cuarentena. “En el tercer trimestre traccionó bien el interior. Ahora el interior empezó a cerrarse y el AMBA no termina de abrirse. Y hay que ver cómo pegan esas medidas, por eso nuestro sesgo es ligeramente negativo”.

“Venimos de la peor caída desde principios del siglo XX”, señala Matías Rajnerman, de Ecolatina. Advierte que “recién cuando hayan pasado 3/4 del mandato de Alberto podrá recuperarse en nivel de actividad que había a finales de 2019. El cepo puede complicar más la recuperación. Cualquier plan de inversión quedó stand by después de esta medida. Lo peor es que mientras no se revierta la desconfianza y la incertidumbre, hay riesgo de que el cepo se quede corto”. 

Para el Gobierno el año terminará con una caída del 12%. Esta proyección coincide con la de Eco Go, mientras EconViews anticipa una merma de 11,6% y Ecolatina, un derrumbe de 13,5%. Sea la que sea, será la mayor de la historia.