La manga de langostas se redujo 85% en Entre Ríos

Tras las pulverizaciones quedaron ‚Äėpeque√Īos grupos que no representan un riesgo inmediato‚Äô. Los monitoreos siguen.

PARAN√Ā (NAP). Federaciones, organizaciones, productores rurales de Entre R√≠os y organismos nacionales contin√ļan realizando monitoreos e identificando los sitios donde a√ļn se encuentran los remanentes de la manga de langostas que pas√≥ por el norte del pa√≠s, inform√≥ la Federaci√≥n del Citrus provincial (Fecier).

La manga de langostas que lleg√≥ al noreste entrerriano fue controlada y se redujo ‚Äúen un 85%‚ÄĚ, aunque quedan los remanentes ‚Äúen peque√Īos grupos que no representan un riesgo inmediato‚ÄĚ, asegur√≥ el organismo en un comunicado publicado por T√©lam.

Seg√ļn el informe del ente fitosanitario de la Fecier, el 21 de julio pasado la manga ingres√≥ a Entre R√≠os con unos 400 millones de ejemplares, pero tras varios operativos de fumigaci√≥n y control se redujo a unos 60 millones.

Ante ello la entidad solicit√≥ ‚Äúcontinuar los monitoreos‚ÄĚ para identificar los sitios donde a√ļn se encuentran los remanentes de la manga, para ‚Äúevitar que se conviertan nuevamente en un problema‚ÄĚ.

En ese sentido el organismo afirmó que son langostas adultas de ambos sexos, que están próximas a ingresar a un estadio de madurez reproductiva con la capacidad de poner cerca de 100 huevos por cada langosta.

Los productores entrerrianos ‚Äúhac√≠a 80 a√Īos no ten√≠an en cuenta‚ÄĚ a la langosta sudamericana (Schitocerca cancellata serville) como un problema local, pero a mediados de junio con la alerta nacional ‚Äúse volvi√≥ a tener inter√©s‚ÄĚ, apunt√≥ la Fecier.

A fines de junio la manga tenía cerca de 8 kilómetros de largo por uno de ancho y se instaló sobre Colonia La Gloria, del departamento Federación, sobre unas 400 hectáreas entre eucaliptos, quintas cítricas, campos naturales y parcelas de praderas de invierno.

La fumigación aérea y terrestre se concentró en nueve establecimientos agropecuarios cercanos a la ruta nacional 14, entre los kilómetros 296 y 298, en el noreste de Entre Ríos.

En el lugar trabajan personal de la Secretaría de Agricultura y Ganadería entrerriana, del Senasa y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

Participaron además la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama), la Cámara de Exportadores del Citrus del NEA (Cecnea) y la Fundación para la Lucha contra la Fiebre Aftosa (Fucofa) provincial. (Noticias AgroPecuarias)