La inesperadamente ca贸tica formaci贸n de algunas estrellas

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo de astr贸nomos ha dado un importante paso hacia la dilucidaci贸n de un misterio que lleva tiempo generando desconcierto, a saber, si las estrellas m谩s masivas que el Sol se forman de la misma manera que las estrellas m谩s peque帽as.

Se han observado estrellas de masa similar a la del Sol, a煤n en formaci贸n, absorbiendo material de las nubes de polvo y gas circundantes de manera relativamente ordenada. El material absorbido forma un disco que orbita alrededor de la joven estrella y que la alimenta a una velocidad que le permite digerir dicho material. El material condensado en el interior del disco forma planetas que se mantienen en 贸rbita una vez terminado el proceso de formaci贸n de la estrella.

Los astr贸nomos han observado estos discos alrededor de estrellas j贸venes y de baja masa, pero no alrededor de estrellas mucho m谩s masivas en proceso de formaci贸n. De ah铆 que se cuestionaran si el proceso de formaci贸n de las estrellas m谩s grandes fuera simplemente una versi贸n a gran escala del mismo proceso que experimentan las estrellas m谩s peque帽as.

鈥淟as observaciones que hemos realizado con ALMA ahora aportan pruebas fehacientes de que la respuesta es no鈥, afirma Ciriaco Goddi, de la Universidad Radboud, en Pa铆ses Bajos.

Ciriaco Goddi dirigi贸 un grupo que us贸 ALMA para estudiar tres estrellas muy j贸venes y masivas de una incubadora estelar conocida como W51, ubicada a unos 17.000 a帽os-luz de la Tierra. Los astr贸nomos usaron ALMA con sus antenas lo m谩s separadas posible, con lo cual obtuvieron una capacidad de resoluci贸n que produjo im谩genes 10 veces m谩s n铆tidas que en otros estudios similares.

Su objetivo era encontrar discos grandes y estables como los que se suele observar alrededor de estrellas j贸venes y m谩s peque帽as, con chorros de material perpendiculares a sus planos.

鈥淐on la gran capacidad de resoluci贸n de ALMA, esper谩bamos por fin poder observar un disco. Sin embargo, lo que descubrimos fue que la zona de alimentaci贸n de estos objetos es un caos鈥, se帽ala Adam Ginsburg, de la Universidad de Florida.

Las observaciones revelaron penachos de gas fluyendo hacia las j贸venes estrellas desde distintos 谩ngulos. La presencia de estos chorros son un indicio de que deber铆a haber peque帽os discos a煤n por descubrir. En un caso concreto, pareciera que un disco incluso se dio la vuelta hace unos 100 a帽os.

Los investigadores concluyeron que estas estrellas j贸venes y masivas se forman atrayendo material desde distintos 谩ngulos y a velocidades variables, al menos al principio de su proceso de formaci贸n, en un fen贸meno muy distinto de los chorros estables observados en las estrellas m谩s peque帽as. Seg煤n los astr贸nomos, estos flujos m煤ltiples de material probablemente impiden que se formen discos m谩s grandes y estables como los que hay alrededor de las estrellas menores.

鈥淓ste modelo de 鈥榝lujo desordenado鈥 se propuso por primera vez a partir de simulaciones inform谩ticas, y ahora tenemos las primeras observaciones que lo avalan鈥, celebra Ciriaco Goddi.

Ciriaco Goddi, Adam Ginsburg y sus colegas de Estados Unidos, M茅xico y Europa han descrito sus hallazgos en The Astrophysical Journal. (Fuente: ALMA)

https://noticiasdelaciencia.com/art/41628/la-inesperadamente-caotica-formacion-de-algunas-estrellas