La Defensoría denunció ante Cancillería el bloqueo guaraní al tomate

    El consumidor podría comprarla mucho más barata y de mayor calidad, pero cuando nos acercamos a la góndola y vemos productos de todas partes del mundo.

    La Defensoría del Pueblo denunció ante el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, a cargo del canciller Jorge Faurie, en representación de los productores de tomate de Naineck, Palma Sola, Paraíso, San Juan y Formosa, la prohibición de ingreso de la producción a Paraguay. La AM990 dialogó con Leonardo Gialluca quien dio detalles sobre la denuncia.

    “Hay una decisión del gobierno paraguayo de no emitir las autorizaciones de ingreso para productos como el tomate y en días se sumarán la papa y la cebolla” dijo. Remarcó que “son gestiones motivadas por una protección de sus productos y no por cuestiones fitosanitarias”.

    “La gravísima situación que están afrontando a raíz de la pérdida del 70% de la producción total de la verdura antes citada, a causa de la decisión unilateral de Paraguay de no emitir la autorización de ingreso de estos productos en determinadas épocas del año”, argumentó Gialluca.

    También resaltó que “grandes supermercados se comprometieron a comprar verduras y frutas de producción local, pero no cumplieron hasta el momento”. “El consumidor podría comprarla mucho más barata y de mayor calidad, pero cuando nos acercamos a la góndola y vemos productos de todas partes del mundo”, lamentó en diálogo con la AM990.

    Medida injustificada

    Además, expuso que “no existen fundamentos objetivos que justifiquen la medida e incluso desconociendo convenios bilaterales subscriptos y vigentes entre ambas naciones”.

    “En Latinoamerica hay un intercambio comercial que no debería cambiarse de un día para otro y debemos defender a los productores argentinos”, aseveró. “Si los países vecinos no cumplen los convenios suscriptos, deberíamos también el ingreso de sus productos a la Argentina”, añadió.

    El Ombudsman contó que se hicieron los reclamos mediante distintas vías de contacto. “Peticionamos que la Cancillería denuncie ante sus pares de Paraguay o ante las autoridades que correspondan esta violación abierta y flagrante de incumplimiento de los acuerdos por parte del Paraguay y se apliquen las medidas correctivas y sanciones que a este tipo de infracciones corresponden”. “Hubo un compromiso de que se ocuparán del asunto”, agregó.