Juana Viale recibió mano a mano a Mauricio Macri en La Noche de Mirtha y le preguntó de todo

“Hace frío y que mejor que quedarse en casa y ver ElTrece”, dijo apenas después de las 21.30 del sábado Juana Viale para saludar al público que la sigue en el programa de su abuela, La Noche de Mirtha. Con un vestido negro de organza de seda natural con cintura bordada, mega escote y tajos de Gino Bogani, la actriz anticipó: “Sé que hay mucha expectativa. Estoy súper relajada porque va a ser una charla maravillosa con el ex presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri. No vamos a esquivar ninguna pregunta”. Y después sí pasó a la mesa para comer en un mano a mano con su único invitado de la noche.


Luego de intercambiar agradecimientos, antes de recibir el plato de entrada, y ya sentada, Juana contó lo que significaba para ella tener al ex mandatario sentado a su derecha: “Es un placer para mi. Estoy un poco nerviosa. No es fácil entrevistar a un ex presidente”. Con una burrata servida, la conductora empezó preguntándole al presidente por Primer Tiempo, el libro que Macri publicó en marzo. Entonces recurriendo a las metáforas, Juana le preguntó al ex presidente si en un segundo tiempo pensaba ser jugador o director técnico.

También le preguntó cuándo había hablado por última vez con el presidente, si creía que mandaba Alberto Fernández o Cristina Kirchner. Y sin dudar le marcó: “Dijiste que ibas a ser el último argentino en vacunarte…”, en relación a los dichos del ex presidente quien finalmente estando de viaje por Miami se vacunó. Entonces el ex presidente alegó que se enteró que estaban inoculando cerca de donde él había ido a dar una conferencia y a pesar de que en Argentina le tocaría el turno en los próximos días porque tiene más de sesenta años, quiso hacerlo para no sacarle una vacuna a otro argentino. Para que Juana se sincere y aclare que no estaba en contra de que la gente se vacune en el Exterior.


Sin titubear y dejando en claro cierta familiaridad con el ex presidente, a quien conoce hace años por los veranos compartidos en Punta del Este y por el vínculo que Macri tiene con su abuela, Juana indagó: “¿Por qué crees que no fuiste reelecto?” Y también quiso saber: “¿Querés volver a ser presidente?”. Siempre para sacar declaraciones claras del ex mandatario, que dijo querer “desarrollar a los lideres que tenemos”.


Mientras que cuando Juana le marcó que uno solo de los candidatos de su espacio ganará y le nombró a líderes como María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, Macri –que ya gobernó nuestro país– confirmó: “Todos los curas quieren ser papas. Yo estoy para ayudarlos”. Además, la conductora quiso saber quién mandaba en ese armado, confundiendo el término “voz rampante” para decir “voz rampante”. Y lo dijo dos veces. También se sacó dudas en torno al vínculo del ingeniero con Marcos Peña, su ex jefe de gabinete, y con el ecuatoriano Jamie Durán Barba, su principal asesor de prensa.


Ejercitando la escucha y con paciencia, Juana quiso saber además por la experiencia de Macri cuando estuvo secuestrado, hace ya treinta años. Le preguntó por la caja dónde estuvo cautivo, por el vínculo amistoso que entabló con uno de sus secuestradores y siguió atenta el estremecedor relato del ex presidente. “¿Cómo fue tu vínculo con tu papá?”, indagó la actriz y el ex presidente habló de la competencia entre ambos y del final que los encontró habiendo sanado heridas.


Mientras que –con el risotto de hongos en la mesa– cuando Juana le marcó que uno solo de los candidatos de su espacio ganará y le nombró a líderes como gran cocinera”, aseguró Juana en relación a Awada, la esposa del ex presidente, haciendo gala de cuanto conoce a los Macri. Entonces, ante la poca habilidad del ingeniero, le hizo chistes con lo poco que sabía de gastronomía, le sugirió dedicarse a otra cosa y aseveró: “La cocina no es lo tuyo”. ¿El brindis? Por valores compartidos por ambos: “por la independencia y la libertad”.