ITÁLIA. Berlusconi da paso al costado y abre el juego

El paso al costado del ex premier y líder de Fuerza Italia, Silvio Berlusconi, abre el camino a un gobierno entre la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), tras un bloqueo de más de 60 días.

 

Berlusconi, resistido por Luigi di Maio del M5S, se reunió con Matteo Salvini, de la Liga, ambos socios de la coalición de centroderecha, tras lo cual el Cavaliere emitió un comunicado.

 

El gobierno Liga-M5S “no marca el fin de la alianza de centroderecha, permanecen tantas colaboraciones en los gobiernos regionales y locales, permanece una historia común, permanece el compromiso asumido ante los electores”, reza el comunicado.

 

“Si otra fuerza política de la coalición de centroderecha considera asumir la responsabilidad de crear un gobierno con los cinco estrellas, tomamos acto con respeto de la decisión. No corresponde a nosotros poner vetos o prejuicios. En este caso no podremos votar al confianza. Más no nos pueden pedir a nosotros, también en nombre de los compromisos que asumimos con los electores”, afirmó Berlusconi.

 

Tras el bloqueo de más de 60 días luego de las elecciones del 4 de marzo, los partidos más votados, la Liga y el M5S, no lograban un acuerdo, entre otros puntos por la eventual presencia de Berlusconi en el futuro ejecutivo.

 

Para el ex premier, “la solución de la crisis más natural,más lógica, más coherente con el mandato de los electores, sería la de un gobierno de centroderecha, la coalición que prevaleció en las elecciones, conducido por un dirigente de la Liga, gobierno que hubiera encontrado en el Parlamento los votos necesarios para gobernar”.

 

“Este camino nunca fue considerado practicable por el jefe de Estado. Tomo acto” de ellos, agregó.

 

“Frente a las perspectivas que se delinean, no podemos dar hoy nuestro consenso a un gobierno que incluya al Movimiento Cinco Estrellas, que demostró en estas semanas no tener la madurez política para asumir esta responsabilidad”, criticó.

 

Una reacción en las filas del Partido Demócrata provino del jefe del bloque en el Senado, Andrea Marcucci.

 

“Tras 60 días de increíbles bailes, está en vista el gobierno de los populistas. La “madrina” de Di Maio y Salvini se llama Berlusconi”, escribió en un tuit.