Investigadores catalanes lideran un proyecto finalista en el concurso de la Mars Society para desarrollar una ciudad en el planeta rojo

La propuesta est√° liderada por investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), del Instituto de Estudios Espaciales de Catalu√Īa (IEEC), de la Universidad Polit√©cnica de Catalu√Īa (UPC) y el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB). El proyecto es uno de los 10 finalistas, seleccionados de entre m√°s de 175 propuestas recibidas. La presentaci√≥n final tendr√° lugar el pr√≥ximo 17 de octubre y se retransmitir√° en directo v√≠a Facebook live en todo el mundo.

¬ŅQu√© aspecto tendr√≠a una ciudad en Marte? ¬ŅC√≥mo funcionar√≠a el comercio? ¬ŅC√≥mo evolucionar√≠a la poblaci√≥n urbana? Un equipo internacional liderado por investigadores catalanes imagin√≥ la ciudad en Marte N√úWA, detallada en un extenso proyecto que incluye aspectos cient√≠ficos, de ingenier√≠a, arquitect√≥nicos, econ√≥micos y sociales. El proyecto propone no s√≥lo un dise√Īo urban√≠stico factible, sino tambi√©n un plan de desarrollo socioecon√≥mico, as√≠ como descripciones a alto nivel de la industria, infraestructura, generaci√≥n y distribuci√≥n de energ√≠a y servicios necesarios para hacerla realidad.

El proyecto del equipo internacional “The Sustainable Offworld Network” (SONet) ha sido seleccionado como una de las 10 propuestas finalistas del concurso Mars City State Design de la Mars Society, la organizaci√≥n de promoci√≥n del espacio m√°s grande y m√°s influyente del mundo dedicada a la exploraci√≥n y el asentamiento humanos en el planeta Marte. El concurso est√° centrado en desarrollar una ciudad de un mill√≥n de habitantes en Marte de forma sostenible.

La propuesta est√° liderada por investigadores del Instituto de Estudios Espaciales de Catalu√Īa (IEEC) en el Instituto de Ciencias del Espacio (ICE, CSIC), la Universidad Polit√©cnica de Catalu√Īa (UPC) y el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB), junto con otros centros del √°mbito de investigaci√≥n nacional, entre los que se encuentra el Instituto de Ciencias del Mar (ICM, CSIC). El equipo consta tambi√©n de participantes de otros pa√≠ses tales como el Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Argentina.

Los proyectos finalistas, seleccionados de entre m√°s de 175 propuestas presentadas, se defender√°n p√ļblicamente el pr√≥ximo 17 de octubre en la Mars Society Convention. Cinco propuestas ser√°n finalmente premiadas. La defensa ser√° p√ļblica y se podr√° seguir v√≠a streaming desde todo el mundo.

La propuesta del equipo SONet consta de un informe de 20 p√°ginas con un dise√Īo conceptual que combina aspectos muy diversos que van desde la exploraci√≥n del espacio hasta la sostenibilidad. La ciudad, llamada N√úWA en honor a la diosa china creadora de la humanidad, simboliza el inicio de una nueva era de nuestra civilizaci√≥n en Marte y la protecci√≥n que debemos asegurarnos en un mundo tan inh√≥spito.

“La propuesta es un esfuerzo de combinaci√≥n de muchas disciplinas de una forma que no se suele hacer en proyectos espaciales”, explica Guillem Anglada-Escud√©, investigador Ram√≥n y Cajal del ICE y coordinador del equipo. “Adem√°s de cient√≠ficos e ingenieros, quisimos incorporar desde el primer momento expertos en otras disciplinas y de fuera del sector acad√©mico”. La colaboraci√≥n incluye, como parte muy importante, el equipo de arquitectura y dise√Īo ABIBOO studio.

El proyecto se concibi√≥ durante reuniones on-line en los meses de abril, mayo y junio en pleno confinamiento debido a la actual pand√®mia de COVID-19. Ahora, la propuesta ha dado sus frutos. “Llegar a la final ya es un gran √©xito para todo el equipo”, explica Miquel Sureda, profesor de ingenier√≠a aeron√°utica en la Escuela Superior de Ingenier√≠as Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT – UPC). “Esperamos que el concurso nos aporte la visibilidad que necesitamos para recoger apoyo y poder desarrollar conceptos relacionados tanto con el espacio como con sostenibilidad, y la transformaci√≥n necesaria del sistema productivo que tendremos que afrontar tambi√©n aqu√≠ en la Tierra”.

El director del Instituto de T√©cnicas Energ√©ticas – UPC y co-autor de la iniciativa, Ignasi Casanova, explica: “Realizar estos ejercicios nos hace apreciar la gran dependencia que tenemos de lo que nuestro planeta nos da a cambio de nada. Por ejemplo ‚ÄĒ a√Īade ‚ÄĒ la producci√≥n de alimentos requiere una enorme cantidad de energ√≠a que aqu√≠ en la Tierra proviene del Sol, pero que implica el uso de grandes extensiones de superficie √ļtil, y que por lo tanto es una de las actividades humanas m√°s agresivas con el ecosistema terrestre”. Temas como el uso y abuso de los pl√°sticos, soluciones constructivas y de materiales que minimicen el uso intensivo de energ√≠a y una total reciclabilidad se han estudiado en la propuesta.

“En realidad, la Tierra no es m√°s que un lugar dentro de un vasto Universo. Si aprendemos a crear sociedades con circulaci√≥n de recursos cerrada, que no dependan cr√≠ticamente de importaciones remotas desde otro planeta, tambi√©n deber√≠amos poder resolver muchos de los problemas que tenemos hoy en la Tierra”, concluye Anglada-Escud√©. (Fuente: CSIC)