Insfrán disertó en seminario internacional entre el PJ de Argentina y el PC de la República Popular de China

El gobernador de la Provincia de Formosa, Dr. Gildo Insfrán, participó este martes del Seminario Virtual entre el Partido Justicialista de Argentina y el Partido Comunista Chino, sobre un tema que atraviesa las fronteras internacionales: la lucha contra la pobreza.

En este encuentro político internacional participaron las máximas autoridades del Partido Justicialista, con el Dr. Insfrán como Presidente del Congreso Nacional partidario, quienes dialogaron con autoridades del Departamento Internacional del Comité Central del PCCH así como autoridades partidarias y gubernamentales de la pujante provincia china de Guizhou.

El seminario se organizó en el marco de la histórica relación que poseen ambos partidos, y en la oportunidad se analizaron las políticas públicas implementadas tanto en Formosa como en Guizhou en la lucha contra la pobreza, constituyendo además un ámbito propicio para generar nuevas oportunidades de cooperación internacional para el crecimiento con inclusión social.

Al momento de su disertación, el Gobernador de Formosa expuso que “América Latina es el continente más desigual del mundo y es, después de África, el más pobre. Sin embargo, tiene el potencial de alimentar a gran parte del globo, mientras sufre una indigencia del 8,4%, que llega a ser del 20% en áreas rurales”.

En este contexto, aseguró que “el Justicialismo siempre entendió a la explotación del hombre como el principal problema a resolver. Hoy, en el siglo XXI, esa explotación se refleja en la creciente desigualdad, que es la principal causa de la pobreza. Su disminución se erige hoy como el objetivo de toda política humanista”.

“La Pandemia pone en evidencia con más crudeza esta realidad. En el mundo, los pobres están sufriendo más crudamente las consecuencias del coronavirus: han sido quienes más perdieron ingresos, quienes más se han contagiado y quienes mayor tasa de mortalidad sufren. El virus no ha hecho diferencia, pero los sistemas sociales y sanitarios, sí”, subrayó el mandatario formoseño.

En tal sentido, señaló que “las proyecciones estiman que ésta será la peor crisis del capitalismo” pero advirtió que “no es real que la consecuencia inevitable sea el aumento de la pobreza y el hambre. En 2020 estamos preparados de otra manera para afrontar las crisis de lo que estábamos en 1.873 (crisis de Viena), 1.929 (crisis de Wall Street) y 1973 (crisis del petróleo)”.

El Gobernador aseguró que “hace muchos años que el mundo es capaz de producir mucho más alimento del que necesita su población para satisfacer sus necesidades nutricionales. Es falso sostener que el hambre es un problema productivo. La pobreza y la desnutrición son consecuencia de una injusta e inmoral distribución de la riqueza”.

Recalcó que “el Neoliberalismo intenta imponer a la desigualdad como un fenómeno natural, inevitable y hasta necesario para generar incentivos a la actividad privada. Vende al mundo la falacia de que con crecimiento, la pobreza se reduce, aun cuando la experiencia Latinoamericana entre los años 1970 y 2000 demuestre lo contrario”.

“Bajo la idea de que lo único importante es el crecimiento económico, y que para ello es necesario la desregulación total de la economía, el capitalismo financiero ha desmantelado y desfinanciado a los Estados. Con ello, solo se han conseguido Naciones más débiles y pobres, así como población más vulnerable a la crisis, con menor protección social y abandonadas a su suerte”, subrayó.

Modelo formoseño

Puso como ejemplo que otro modelo es posible citando a Formosa, donde describió que “tenemos un Estado fuerte y presente, que aplica políticas públicas que tienen al hombre como principal destinatario y como fin la consolidación de una comunidad organizada. Para ello, hemos planificado un Modelo de Provincia para tener crecimiento con equidad y justicia social, que permita a cada persona desarrollarse en su propio lugar”.

En este sentido, Gildo Insfrán reseñó que en el marco de este Modelo de Provincia “ha sido indispensable el desarrollo de una infraestructura energética, vial, hídrica, digital, sanitaria y educacional, para mejorar la calidad de vida de todos los formoseños y mejorar la producción de bienes y servicios. Sin embargo, esta tarea aún debemos profundizarla con obras como el Acueducto del Desarrollo Formoseño y la reactivación del ferrocarril, que significarán un gran salto en el desarrollo de todas las potencialidades de nuestra provincia, ubicada geoestratégicamente en el centro del continente Sudamericano”.

“Lograr el desarrollo de un proyecto económicamente rentable, ambientalmente sostenible y socialmente justo, es la tarea que nos debemos como humanidad. La realidad actual deja en evidencia que la única solución posible para enfrentar la Pandemia es global. De la misma manera, la lucha contra la pobreza solo será exitosa si es también global, y para ello es indispensable la cooperación internacional”, enfatizó el referente a nivel nacional del PJ.

En el cierre de  su exposición, citó a Juan Domingo Perón y su pensamiento universalista que “nos enseñaba que nadie se realiza en una comunidad que no se realiza. De la misma manera, ningún país se realiza en un continente que no se realiza y ningún continente se realiza en un mundo que no se realiza.”