Insfrán dijo que el enseñar y aprender debe darse en espacios dignos y cómodos

    Mencionó que el nuevo edificio cuenta con todas las comodidades necesarias para atender las demandas de los 1.400 alumnos con que cuenta esta comunidad educativa a la que calificó como muy importante.

    Al inaugurar la etapa final de una infraestructura que supera los 11.000 metros cuadrados de superficie cubierta del edificio de la EPES N° 54 “Juan José Silva”, otro era el Colegio Nacional,  el gobernador Gildo Insfrán que con las 1341 obras inauguradas a lo largo y ancho del territorio formoseño su gestión ha dado testimonio cabal de su compromiso irrestricto con la educación pública.

    El mandatario hizo referencia a las expresiones de la directora del establecimiento quien aludió a los sueños de los profesores de contar con instalaciones adecuadas para cumplir con su misión docente, Insfran coincidió que “ es lindo soñar ….pero los sueños se hacen realidad cuando hay un proyecto político que los contiene”.

    “Y esto se hizo realidad, porque hay un proyecto político que contiene esos sueños”, insistió para pormenorizar que en una superficie de 10.000 metros cuadrados se construyeron 11.000 metros cuadrados cubiertos, 6000 que ya habían sido habilitados y los poco mas de 5.000 que se estaba habilitando en ese momento.

    Mencionó que el nuevo edificio cuenta con todas las comodidades necesarias para atender las demandas de los 1.400 alumnos con que cuenta esta comunidad educativa a la que calificó como muy importante.

    Al historiar la localización del colegio  basado en la lectura de un libro de Pedro Franco “Paillo” Romero menciono que  el estadio de la Liga Formoseña de Fútbol funciono en la manzana que ocupa actualmente la editorial La Mañana para trasladarse luego a la manzana donde fue levantada la actual EPES N° 54 para funcionar luego en la manzana de 9 de Julio, Fontana, Ayacucho y Paraguay para finalmente establecerse en el acceso  Sur en un predio que fuera del Aero Club Formosa.

    Y aquí relaciono a la mencionada institución con un docente de la talla del profesor Hugo Orlando Del Rosso a quien conocido siendo niño cuando viajaba todos los sábados  a Laguna Blanca pilotando una avioneta acompañado por otras personas con las que se encargaba de enseñar la práctica del basquetbol en forma desinteresada  a la población infantil y juvenil de dicha localidad donde nació el gobernador.

    Al mencionar a Del Rosso –a quien conocido siendo niños y advirtiendo su vocación por la enseñanza-se refirió a una anterior visita suya al ex Colegio Nacional cuando lo recordara y motivo algunas objeciones por haber omitido mencionar a otros destacados docentes del establecimiento.

    Aprovecho ahora para presentar sus dispensas y  fundamento lo ocurrido en el hecho que su vida estudiantil transcurrió en el interior y que ese fue el motivo también que le pidió al intendente municipal, ingeniero Jorge Jofre, ex alumnos del Nacional, para que diese el mensaje con sus vivencias  previo al suyo y transcribiera una historia que fuese desconocida para el por las razones apuntadas.

    “Pido disculpas por lo que ocurrió porque no conocía la historia de este establecimiento “, insistió para aclarar que “respeto a todos porque no hago cuestión de ideologías ya que la historia se tiene que contar como es y no como uno quiere; así que si me aceptan las disculpas me sentiré satisfecho”, expreso para recibir simultáneamente un cerrado aplauso.

    “Hay quienes sostienen que habilitamos escuelas sin alma sin advertir que la escuela es el contenido y que el contenido son los alumnos, los profesores, los padres, la comunidad educativa toda quienes les dan vida a estos continentes que son los edificios de material”, reflexiono.

    Enseguida pregunto si no parece criterioso  que el enseñar y aprender se tiene que dar en espacios dignos y cómodos  para que tanto el alumno cuanto el profesor se sientan estimulados por el ambiente para poder llevar adelante el proceso enseñanza-aprendizaje. Insfrán concluyo con su mensaje de “paz y bien” para todos los formoseños.