Iniciaron diseño de trabajos para enfrentar el próximo ciclo de crecida del río Pilcomayo

En el año 1984 se produjo una crecida extraordinaria y el río Pilcomayo se colmato 45 kilómetros, marcando un récord histórico. Y esto fue producto de caudales muy importantes con cargas solidas de magnitud

Equipos técnicos y asesores en materia hídrica del gobierno realizaron un “sobrevuelo integral” observando toda la línea de escurrimiento a lo largo del territorio de lo que son las aguas del rio Pilcomayo, a fin de sumar un nuevo elemento a todo el diseño de los trabajos a ejecutar para enfrentar el próximo periodo de cercida del curso.

Sobre el particular, el coordinador ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua, Horacio Zambon, explico que el sobrevuelo de este jueves arranco desde el riacho Monte Lindo Grande que “es el receptor natural final de las aguas del Pilcomayo en cercanías de Colonia Pastoril (siguiendo el eje de la ruta 14) y donde se aprecia la dimensión de todo el frente de agua que escurre”. Comprendió ademas la zona vinculo entre El Pavao, Tatú Pire hacia el Monte Lindo. Continuaron subiendo a la zona de La Salada que es estratégico para la alimentación del riacho El Porteño, comprendiendo las rutas 26 y 28 donde se ensambla el complejo hidrovial del bañado La Estrella.

“Básicamente se sobrevoló bastante por donde se acoplan dos componentes muy importantes desde el punto de vista hidráulico de este complejo, que es el vertedero y el sector de compuertas que alimenta tanto al riacho El Salado como el embalse del bañado en la ruta 28”, explico, aludiendo a que pudieron apreciar localidades situadas a la vera del bañado, como Punta del Agua, Fortín Soledad, Lamadrid, Guadalcazar, Rio Muerto, entre otras, y se aprecio todo lo que dejo el pasaje de las aguas.

“Se llego a la zona de Pozo de Maza, La Rinconada y por supuesto en el sector de división de las aguas o sea el proyecto Pantalón, donde los picos máximos ya pasaron, dado que los caudales actuales se encuentran en los 200 metros cúbicos por segundo”, expuso Zambon.

Comentó que pudieron observar como “quedó todo el sistema, pensando en el tiempo útil de ejecución de obras en el marco de un programa de tareas de aquí a diciembre de este año. Es el lapso que nos da la naturaleza para poder trabajar pensando en el nuevo periodo de crecidas que se inicia cada fines de año”.

Indico que el aterrizaje en Pozo de Maza para recarga de combustible precedió al sobrevuelo aguas arriba hasta territorio salteño, comprendiendo puntos críticos muy importantes como Misión La Paz, Santa Victoria Este, Santa María y Pozo Hondo en el Paraguay.

“En el año 1984 se produjo una crecida extraordinaria y el río Pilcomayo se colmato 45 kilómetros, marcando un récord histórico. Y esto fue producto de caudales muy importantes con cargas solidas de magnitud”, recordó.

Aludo Zambon a que “la inundación de este año está en el rango de las más importantes de los registros históricos. Si bien no hubo proceso de colmataciones dentro del cauce dado que el sedimento a partir del Proyecto Pantalón de repartición de las aguas han quedado en zonas bajas”. Explico justamente que “este es justamente uno de los puntos estratégicos de este viaje, que apoyado de otras herramientas como las imágenes satelitales, hace que tengamos herramientas solidas para determinar los trabajos a realizar

El periodo de crecida culminó, es una tendencia que se irá acentuando, comenzando el receso hasta diciembre”.

El titular de la UPCA concluyo diciendo que “la honda de crecida muy importante se encuentra trasponiendo con un pico muy importante la ruta 26, aunque el avance de las aguas que tiene todo un desarrollo de escurrimiento esta a la altura de Pastoril”.

Una panorámica distinta

Por su parte, el ministro de Planificación, Daniel Malich, puso en valor el sobrevuelo de trabajo que les permitirá junto a los técnicos y asesores en materia hídrica, “realizar un relevamiento aéreo integral de todo el sistema hídrico que es regado por las aguas del río Pilcomayo, de extremo a extremo de noreste a sureste, y avanzar en el diseño de los trabajos a realizar”.

“En medio se encuentra el sistema hidrovial de la ruta 28 y el bañado La Estrella como centro de los caudales que luego es manejado estratégicamente con las obras ejecutadas y que permiten disponer del vital líquido durante todo el año”, dijo acerca de otra de las zonas avistadas.

“Lo apreciado desde el aire es una panorámica distinta de las secuelas de tamaña inundación, que sumado a las que se vienen haciendo por tierra y en lanchas, será fundamental a la hora de diseñar los trabajos que debemos ejecutar a partir de poco tiempo más cuando las aguas bajen. También pudimos tener una mejor dimensión de los cortes de caminos que es otra de las tareas que debemos ejecutar para restablecer el normal tránsito entre comunidades cercanas a La Rinconada”, expuso.

Comentó asimismo que “observamos los taponamientos producidos en las correderas que hizo que las aguas sobrepasaran sectores de las defensas anegando poblaciones”.

Por su parte, el ingeniero Cristian Peter, supervisor de obras de Vialidad Provincial puntualizo que “fue muy interesante observar todo el sistema de correderas fluviales y el anillo de defensas, sobre todo en el área de desbordes. Lo mismo que en la zona de embocadura y de distribución de las aguas”.

“Está terminando la fase de emergencia aunque se sigue trabajando por ejemplo en restablecer el transito en rutas cortadas,  y comenzamos con la etapa de las nuevas líneas de trabajo para enfrentar el próximo periodo de crecida del río Pilcomayo, para lo cual este sobrevuelo suma muchísimo a los estudios topográficos e imágenes satelitales”, explico finalmente.

El asesor del PE, Aldo Ingolotti, “Lelo” Rivira que es uno de los mas conocedores del río Pilcomayo trabajando en el extremo oeste hace muchos años, se contaron entre los que hicieron el sobrevuelo.