INFANCIA. La peor crisis alimentaria del siglo XXI

Un niño de cada tres en el mundo está desnutrido y cada 15 segundos uno de ellos muere a causa de la falta de alimento, una situación cada vez más apremiante a causa de la pobreza, conflictos, cambios climáticos y pandemia, que la convirtieron en la más grave emergencia alimentaria del siglo XXI.

Lo denunció el último informe de Save the Children difundido hoy en ocasión de una campaña de sensibilización y colecta de fondos.

En el mundo 40 millones de personas no tienen la certeza de poder acceder cada día al alimento necesario. La situación está en rápido empeoramiento en 16 países de Africa, 4 de América Central y 3 de Asia.

Son 5,7 millones de niños por debajo de los cinco años que están al límite del hambre, más del 50% en relación con 2019, año en el que, luego de un esfuerzo de 30 años por parte de organizaciones humanitarias y la comunidad internacional, el número de las personas afligidas por la falta de alimento llegó a su nivel más bajo.

Desde entonces la tendencia se invirtió y, “si no se actúa inmediatamente -advirtió Save the Children- miles de niños podrían perder la vida, frustrando décadas de lentos y difíciles progresos”.

La pandemia de Covid-19, en particular, “está actuando como un acelerador de la fragilidad existente, dejando al descubierto discriminaciones estructurales, desigualdades y exclusiones ligadas a la pobreza y al género. Es como un motor que gira al revés en un mecanismo que hace a las personas, y los niños en particular, más vulnerables”.

“En septiembre de 2015 -recordó la ONG- 193 líderes mundiales suscribieron un compromiso para llegar a 17 objetivos globales para el desarrollo sostenible. El segundo objetivo pretendía, a más tardar en 2030, poner fin al hambre, alcanzar la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición, promoviendo una agricultura sustentable”.

“Si no se interviene con decisión -concluyó en informe- el objetivo de desarrollo sostenible de la ONU para llegar al “Hambre Cero” en 2030 será siempre más lejano”.

La campaña de Save the Children concierne a 13 países: Nigeria, Burkina Faso, Malí, Níger, República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Somalía, Etiopía, Yemen, Siria, Afganistán, Venezuela e India. Aquí la ONG apoya los servicios sanitarios, desarrolla programas de seguridad alimentaria en favor de los niños y de los adultos de referencia.