González: “La intención del informe fue decir que la policía anda armando causas y eso no es verdad”

El ministro de Gobierno, Jorge González encabezó este martes una conferencia de prensa de la que participaron además el jefe de Policía comisario general Walter Arroyo y el subjefe comisario general Cirilo Julián Bobadilla.

El titular de Gobierno desmintió el informe sobre Formosa publicado por un canal porteño que aseguraba durante la pandemia la policía local “armó” causas a ciudadanos de Formosa con el testimonio de “testigos truchos” que firmaban las actas sin haber estado presentes en los supuestos hechos denunciados al señalar que el Código Procesal de la provincia no prohíbe la participación de “testigos de actuación” en reiteradas oportunidades.

González habló de una “operación montada en el marco de la campaña electoral” y cuestionó al abogado Gabriel Hernández, quien es el denunciante en el informe al recordar que es un delincuente condenado por peculado durante su gestión como intendente de la ciudad de Formosa e inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos.

Consideró que la intención del informe televisivo fue “decir que la policía anda armando causas y eso no es verdad”.

Por su parte, el jefe de Policía confirmó que la fuerza abrirá una actuación administrativa para investigar la denuncia mediática para aclarar la responsabilidad policial en los hechos. “En Formosa no se inventan hechos delictivos, ni tampoco se buscan testigos que avalen esos supuestos hechos delictivos” explicó Arroyo tras confirmar que si existen hechos aislados, serán investigados.

Durante su alocución, González dijo que “fuimos objeto de una maniobra de los medios hegemónicos a partir de la visita del periodista (Ignacio) Otero a Formosa, quien estuvo recorriendo la ciudad con algunos de sus colegas”.

Señaló que se trató de una historia presentada de manera cinematográfica, que “no podía tener otros protagonistas que los que se mostraron”, donde “intentaron mostrar un acto procesal que estaría viciado por la repetición de nombres de testigos en algunas causas” que es necesario mostrar de manera integral y no segmentada.

En primer lugar se refirió a uno de los jóvenes que apareció en el informe televisivo, que fuera presentado como “un ángel caído de los cielos y que la policía tomó preso y llevó detenido” sin saber el motivo de su detención.

Al respecto señaló que José Federico Olmedo tenía una condena de tres años de prisión en suspenso por tenencia con fines de comercialización de sustancias y en un juicio abreviado, terminó siendo el delito de “suministro gratuito de estupefacientes, es decir de dealer pasó a ser un mero repartidor de sustancias entre sus amigos”.

Dijo que durante el informe se observó el trabajo coordinado de la prensa partidaria de Formosa que colaboró con el mismo y el propietario del local donde se realizó el lanzamiento de campaña del candidato a diputado nacional de la oposición.

“Estas acusaciones están dentro del marco electoral, que por cierto en Formosa, no les fue para nada bien, forma parte de una campaña electoral muy fuerte y que seguramente continuará” precisó.

Diferencia de testigos

Explicó González que una cosa es ser testigo de un hecho, por ejemplo de un accidente de tránsito. Señaló que luego del accidente llegará la Policía, que deberá realizar un acta de lo ocurrido para lo cual solicitará a alguna persona que sea testigo de su actuación.

Sobre esto dijo que el Código de Procedimiento Penal exige que sean dos personas, mayores de 18 años y testigos hábiles. “Esta persona mira lo que hace la Policía, terminada el acta, la firma. Es testigo de esa situación, de una actuación, no del hecho”.

“El Código en ningún momento te fulmina de nulidad y dice que vos solo podes ser testigo si y sólo si en una sola actuación a lo largo de tu vida. Lo que no está prohibido, está permitido” aclaró.

Dijo que la intención fue confundir a la población con esta diferencia al señalar que “la policía anda armando causas y eso no es verdad”.

Jefe de Policía

El jefe de la Policía de la provincia de Formosa, comisario general Walter Arroyo, expresó que “si bien la Provincia es permanentemente atacada desde los poderes centrales, sorprendió la magnitud de la acusación”.

Y aseveró que el informe emitido por el canal nacional, refleja una maniobra que “institucionalmente afecta”, ya que los más de 6 mil efectivos “no somos delincuentes ni trabajamos de esa forma”.

“Somos víctimas de una acusación que no tiene fundamentos y es sumamente intencionada”, afirmó, destacando que “la Policía es solo el elemento que se utiliza para debilitar al gobierno provincial”

Y contundente indicó que la cantidad de sumarios y causas que especificaron en la nota del medio de comunicación porteño, “no existen”, y que, si se les exigiera demostrar lo que mostraron “no lo van a poder hacer, porque no es real”.

Además, aseguró que este tipo de acusaciones se dan porque en la provincia el nivel de seguridad es “privilegiado”, con indicadores favorables en relación a otras provincias, lo que demuestra el resultado de un lineamiento político preciso con trabajo desde distintas áreas del estado y la confianza de la comunidad.

“En Formosa no se inventan hechos delictivos ni se buscan testigos que lo avalen” enfatizó categórico, poniendo de relieve el compromiso con que los efectivos policiales realizan su trabajo diariamente.

El jefe policial dijo que será la justicia la que determinará si es correcta la actuación reiterada de los mismos testigos de actuación en las causas denunciadas.

Subjefe

A su turno, el subjefe de la Policía, comisario General Cirilo Bobadilla, manifestó que “nos acusan de armar causas y plantar testigos, lo primero significa inventar un hecho, un delito y atribuirle a alguien”. En esa línea afirmó que “todas las causas que la policía -que su dualidad de función como personal seguridad y auxiliar de la justicia- se ha trabajado en hechos concretos, reales”.

Aseguró que “se actúa por la existencia de delitos de acción pública, tuvimos que intervenir y hacer las diligencias procesales como lo exige el Código Procesal de la Provincia y plasmarlo en un acta con los requisitos legales”.

Ratificó que “nunca existió esta situación” refiriéndose a la acusación del medio hegemónico de supuestos testigos plantados. En ese punto detalló que “desde la legalidad existen testigos de cargo, son aquellos presentados por algunas de las partes, el acusado o la víctima. Testigo presencial, aquel que cuando la policía llega al lugar toma nota de que la persona ha visto u oído lo ocurrido a documentarse”.

En un tercer orden, mencionó el testigo por “actuación policial”, explicando que “éste es convocado por la autoridad policial para certificar hechos futuros, es decir que una vez ocurrido, esa persona constata lo que va realizando la institución”.

Aclaró que “no está relacionado a cargar pruebas con lo ocurrido o la imputación. Sino que certifica el allanamiento y secuestro de objetos que hay en la escena”. De esta manera, indicó que “este testigo de actuación es el que a nosotros nos acusan de plantar”.

Asimismo, aseveró que “no es ilegal la participación de un testigo en varias causas”.

Antes de concluir, afirmó que “la policía es una institución que trabaja en base a normativas expresas, desde acá negamos estas acusaciones que nos hicieron a través de la vía mediática”.