Formosa propuesta para ser incluida como capital alterna del país

El presidente Alberto Fern√°ndez envi√≥ el proyecto de ley al Congreso para declarar durante los pr√≥ximos cuatro a√Īos ‚Äúcapitales alternas‚ÄĚ a 24 ciudades con el objetivo de ‚Äúprofundizar la implementaci√≥n de pol√≠ticas de descentralizaci√≥n y federalizaci√≥n, acercar la gesti√≥n y los asuntos de gobierno a todo el territorio nacional‚ÄĚ. La iniciativa se sum√≥ al temario que se tratar√° en sesiones extraordinarias.

En el listado, al que obtuvo acceso el diario LA NACION, aparecen La Matanza (Buenos Aires), R√≠o Cuarto (C√≥rdoba), Tinogasta (Catamarca), Goya (Corrientes), FormosaChilecito (La Rioja), Bariloche (Rio Negro), Guaymall√©n (Mendoza), Or√°n (Salta) y Rosario (Santa Fe), entre otras.

La conformaci√≥n del denominado ‚Äúgabinete federal‚ÄĚ, una promesa de campa√Īa del Presidente que se vio postergada por las urgencias que encontr√≥ el jefe del Estado en los primeros 45 d√≠as de gesti√≥n, consiste en la realizaci√≥n cada 30 d√≠as de reuniones de gabinete en distintos puntos del pa√≠s. La convocatoria, seg√ļn el proyecto de ley, quedar√° a cargo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la coordinaci√≥n y el plan de trabajo que resulte del encuentro estar√° liderado por el ministro del Interior, Eduardo ‚ÄúWado‚ÄĚ De Pedro.

El art√≠culo 6 establece, adem√°s, la federalizaci√≥n de la gesti√≥n nacional, a partir de la descentralizaci√≥n de organismos del Estado nacional e, incluso, la radicaci√≥n definitiva de dependencias del gobierno nacional en el interior ‚Äúcon el fin de acercar la gesti√≥n y los asuntos de gobierno a todo el pa√≠s conforme a las potencialidades o problem√°ticas de las diversas regiones que lo componen‚ÄĚ.

La decisi√≥n final para el traslado de alg√ļn organismo ser√° del Presidente, quien se comprometi√≥ a visitar todas las capitales alternas en un plazo de dos a√Īos. Como adelant√≥ LA NACION hace poco m√°s de un mes, Fern√°ndez no viajar√° con todo el gabinete, sino con no m√°s de 10 que tengan temas para tratar en esos distritos. Asimismo, tambi√©n podr√≠a incluir a secretarios y funcionarios del Poder Ejecutivo y representantes de las organizaciones de la sociedad civil.La aprobaci√≥n de la norma marcar√° un cambio radical para la forma en la que construye y distribuye el poder, es que ser√° la primera vez que el jefe del Estado re√ļna a tantos ministros a la vez.

El Gobierno busca también con este programa reforzar el vínculo con los gobernadores. En las primeras semanas en la Casa de Gobierno, Fernández, Cafiero y De Pedro recibieron a los 24 mandatarios provinciales.

‚ÄúDe acuerdo con el principio fundamental del federalismo todas las provincias deben hallarse en igualdad de condiciones. Sin embargo, una de las caracter√≠sticas de nuestro pa√≠s es, justamente la existencia de importantes desigualdades entre sus regiones. Dichas asimetr√≠as territoriales deben ser objeto de pol√≠ticas p√ļblicas que busquen su superaci√≥n‚ÄĚ, argument√≥ el Presidente en la iniciativa.

Y agreg√≥: ‚ÄúLa articulaci√≥n de las funciones entre la Naci√≥n, las provincias, la Ciudad Aut√≥noma de Buenos Aires y las ciudades y municipios de la Argentina debe buscar garantizar la igualdad en los niveles de prestaci√≥n de servicios p√ļblicos, equipamientos e infraestructuras. Al mismo tiempo, se debe procurar acercar el Gobierno a las realidades de las diversas jurisdicciones, as√≠ como tambi√©n, impactar positivamente en las econom√≠as regionales‚ÄĚ.

El proyecto, que en la Casa Rosada descuentan tendr√°n el respaldo de la oposici√≥n, se inspir√≥ en uno que impuls√≥ hace 20 a√Īos el exgobernador cordob√©s Jos√© Manuel de la Sota. Al igual que ese a√Īo, la ciudad elegida en C√≥rdoba es R√≠o Cuarto, que se transform√≥ en la primera ciudad en ser calificada como capital alterna.

Durante la presentaci√≥n del proyecto, en septiembre √ļltimo, el Presidente explic√≥ que ‚Äúcrear en cada provincia una capital alterna obliga al gobierno nacional a trasladarse una vez por mes ah√≠, y escuchar ‚Äėin situ‚Äô los problemas‚ÄĚ. Y remat√≥: ‚ÄúUna cosa es ver estad√≠sticas y otra es ver y escuchar a la gente, porque uno puede entender verdaderamente la dimensi√≥n del conflicto‚ÄĚ.