FONTEX produce 130 mil guardapolvos para ser distribuidos al inicio de clases

    Desde FONTEX, se buscó un "plus" en este proceso. Capacitar a los trabajadores en el manejo de máquinas industriales. No sólo se trata de coser guardapolvos, sino a conocer el manejo de aparatos que son complejos y brindando educación permanentemente.

    Junto al inicio de clases en todo el territorio provincial, el Gobierno de Formosa entregarán 130.000 guardapolvos a los alumnos y docentes de los Niveles Inicial, Primario y Secundario, incluso a los que asisten a establecimientos de gestión privada. Néstor Sosa, coordinador general del Programa FONTEX dialogó con la AM990 y contó cómo fue el proceso de crecimiento de esta empresa formoseña.

    En principio, indicó que todo inició hace mucho años atrás y de manera progresiva. “En 2011 teníamos 20 personas y hoy tenemos a unas 750 personas trabajando en la planta. Cumplimos holgadamente para el pedido del gobierno provincial que es entregado en el inicio del ciclo lectivo”, dijo. “Para este 2019, hay un pedido de 130 mil guardapolvos que incluyen a todos los niveles escolares, contando alumnos y docentes”, añadió.

    Cabe destacar que, el personal de FONTEX no sólo es de capital, sino que se suman distintas cooperativas ubicadas en todo el territorio provincial. “Hay 53 cooperativas y consorcios ubicados en 17 localidades de capital, Ingeniero Juárez, Pozo del Tigre, Riacho He He, Laguna Blanca, General Belgrano, Siete Palmas, entre otras que forman parte de este equipo”, enumeró Sosa.

    “Lo que logró este programa FONTEX fue, en un primer término, capacitar a las personas, tener estas costureras que hoy ya son profesionales del sector textil porque trabajan con máquinas industriales que el Gobierno entrega en forma gratuita”, subrayó. “Se consiguió que toda la producción sea de industria nacional, en un 100%. Las personas que nos proveen de materia prima, por ejemplo, telas o hilos, son de la industria nacional”, garantizó.

    CAPACITACIÓN

    Desde FONTEX, se buscó un “plus” en este proceso. Capacitar a los trabajadores en el manejo de máquinas industriales. “No sólo se trata de coser guardapolvos, sino a conocer el manejo de aparatos que son complejos y brindando educación permanentemente”, expresó. “Hay personas que estaban acostumbradas a producir una blusa por día y pasaron a aprender a trabajar en equipo, realizando 100 guardapolvos por día”, expuso a la AM990.