Fernando Redondo se confiesa

Dice que su amor por un club de Avellaneda lo hered√≥ de su padre y su abuelo, y que ahora sus hijos siguen la tradici√≥n familiar. ‚ÄúPero mi coraz√≥n es madridista. Siempre triunfan‚ÄĚ, admite.

‚ÄúUn hombre √≠ntegro, en todos los sentidos‚ÄĚ. As√≠ define Fernando Redondo, leyenda del Real Madrid y de LaLiga espa√Īola, al exentrenador Vicente Del Bosque, El Bigot√≥n que llev√≥ a Espa√Īa a conquistar su √ļnico campeonato del mundo en Sud√°frica 2010. El mediocampista central de fina estampa, ya retirado por supuesto, afirma que su entrenador en el equipo “merengue” fue quien influy√≥ profundamente en su vida, tanto a nivel personal como profesional.

Ahora Redondo es Embajador de LaLiga en Argentina y asegura que el f√ļtbol sigue reuniendo a su familia, en ambos lados del oc√©ano Atl√°ntico. ‚ÄúSiempre fui un fan√°tico de Independiente de Avellaneda, al igual que mi abuelo, mi padre, y ahora mis hijos tambi√©n lo siguen”. Obvio, “tamb√≠en al Real Madrid. Porque yo tengo un coraz√≥n madridista. El Real Madrid tiene un esp√≠ritu muy competitivo y siempre exige que des el m√°ximo absoluto‚Ķ Y, al final, siempre triunfan‚ÄĚ.

Redondo jug√≥ una sola temporada con Del Bosque en el primer equipo del Real Madrid, pero ambos trabajaron juntos en el Santiago Bernab√©u durante seis a√Īos. Y el ex internacional argentino -que es uno de los integrantes de la √ļltima Selecci√≥n campeona (Copa Am√©rica de Ecuador 1993)- dice que las lecciones aprendidas lo acompa√Īaron desde entonces.

‚ÄúTuve grandes entrenadores durante mi carrera como jugador‚ÄĚ, afirm√≥ Redondo. ‚ÄúTodos te dejan algo. Pero Del Bosque fue especial. Hablando de f√ļtbol, comprendi√≥ mi potencial y me dio libertad para moverme por el mediocampo. Y tambi√©n, por su forma de ser; es un hombre √≠ntegro, en todos los sentidos. Fue una gran experiencia y me ense√Ī√≥ mucho, tanto en lo profesional como en lo personal‚ÄĚ.

Nacido en Adrogu√© en 1969, Redondo se mud√≥ de La Paternal -Argentinos Juniors- al Tenerife en 1990, con solo 21 a√Īos. All√≠ jug√≥ bajo la direcci√≥n de otra leyenda blanca, Jorge Valdano, convirti√©ndose en uno de los mediocampistas m√°s influyentes de LaLiga antes de viajar a la capital espa√Īola en 1994.

Durante seis temporadas en el Bernabéu formó parte de un equipo lleno de superestrellas que ganó títulos de LaLiga en 1994/95 y 1996/97, así como los trofeos de la Liga de Campeones (Champions League) de 1998 y 2000.

‚ÄúTuve la gran suerte de jugar con muchos grandes jugadores‚ÄĚ, dice mirando al pasado. ‚ÄúSer√≠a injusto elegir solo uno, pero de mi √©poca en Madrid, cuando logramos tanto, tengo que mencionar a Fernando Hierro, Ra√ļl Gonz√°lez y Roberto Carlos, por ejemplo. Pero la lista es muy larga‚ÄĚ.

El elegante y h√°bil mediocampista defensivo, una posici√≥n conocida en Espa√Īa como ‚Äėpivote‚Äô, jug√≥ 10 cl√°sicos de LaLiga durante su carrera y revela ahora que sus mayores adversarios durante esos a√Īos fueron los jugadores brasile√Īos del Barcelona. ‚ÄúJugu√© contra muchos grandes jugadores‚ÄĚ, record√≥. ‚ÄúPero para nombrar a unos pocos, mencionar√≠a a Rivaldo, Ronaldinho y (El Gordo) Ronaldo Nazario, cuando jugaba en el Barcelona. Todos eran incre√≠bles‚ÄĚ.

Al final, Redondo jug√≥ diez temporadas en LaLiga, cuatro en el Tenerife y seis en el Real Madrid y acab√≥ su carrera en el Mil√°n (otras cuatro temporadas). Ganador de tres Champions (la restante en el equipo italiano), es considerado uno de los mejores mediocentros de la historia del f√ļtbol.

Habiendo jugado en el Bernab√©u como anfitri√≥n y como visitante con el Tenerife, Redondo tambi√©n dice que, para √©l, el estadio del Real Madrid, donde River le gan√≥ a Boca la final de la Libertadores 2018, es el mejor del mundo. ‚ÄúSin duda el Bernab√©u es especial, por mi pasi√≥n y mi amor por el Real Madrid. Es un estadio fant√°stico para jugar al f√ļtbol y para verlo. El ambiente es especial, lo sientes‚ÄĚ, explic√≥.

Autor de 12 goles en un total de 240 partidos de LaLiga, Redondo eligi√≥ sus favoritos a lo largo de su carrera: el fant√°stico gol que convirti√≥ desde m√°s de 30 metros con el Tenerife en la propia casa del Athletic Club de Bilbao, en 1992, y cuando gambete√≥ a cuatro defensores paraguayos en su √ļnico gol como internacional albiceleste al a√Īo siguiente.

‚ÄúNunca marqu√© muchos goles, pero recuerdo uno en Bilbao, en San Mam√©s, cuando jugaba en el Tenerife‚ÄĚ, manifest√≥ Redondo. ‚ÄúY luego, otro con la Selecci√≥n Argentina, en las Eliminatorias del Mundial (de Estados Unidos) contra Paraguay‚ÄĚ.

Redondo se une a un nutrido grupo de exjugadores que forman LaLiga Ambassadors. Seg√ļn figura en la p√°gina web oficial de LaLiga, en la actualidad hay 24 embajadores: Redondo, C√©sar S√°nchez, David Albelda, Diego Forl√°n, Carlos Valderrama, Julio Baptista, Kanout√©, Karambeu, Patrick Kluivert, Luis Garc√≠a, Steve McManaman, Gaizka Mendieta, Fernando Morientes, Pantic, Robert Pires, Carles Puyol, Etoo, Marcos Senna, Urzaiz, Xabi Prieto, Fernando Sanz (el presidente), Xavi Hern√°ndez y dos mujeres: Aintzane Encinas, y Vero Boquete.

En un reportaje con Clar√≠n, cuando fue nombrado Embajador en 2019, a la hora de destacar a dos jugadores del f√ļtbol espa√Īol, Redondo no lo dud√≥. “Aunque tenga el coraz√≥n madridista, Messi es √ļnico, es un jugador diferente y cualquier aficionado del f√ļtbol lo tiene que disfrutar”, coment√≥. Y al toque agreg√≥ “A Sergio Ramos tambi√©n lo pongo como alguien destacado, por su personalidad”.

Redondo tiene el t√≠tulo de entrenador, que obtuvo en La Ciudad del F√ļtbol, de Las Rozas, en Espa√Īa. Y en esa nota tambi√©n dijo que le gustar√≠a dirigir. ¬ŅEn el f√ļtbol argentino?, se le pregunt√≥ y El Principito respondi√≥: “No importa el lugar, importa el proyecto‚ÄĚ.

‚ÄčAdem√°s, asegur√≥ que del f√ļtbol argentino “siguen saliendo talentos, la materia prima est√°, hay cosas para mejorar pero creo que el campeonato argentino siempre es interesante y atractivo”. Y en el final, coment√≥ que el jugador argentino tiene capacidad de adaptaci√≥n, por lo que la gran mayor√≠a podr√≠a jugar en la Liga de Espa√Īa, al tiempo que revel√≥ que le gusta mucho “Thiago Almada, el juvenil de V√©lez”.