Estrellas binarias en la Nebulosa del Anillo Azul

En 2004, los cient√≠ficos del sat√©lite Galaxy Evolution Explorer de la NASA detectaron un objeto diferente a cualquiera de los que hab√≠an visto en nuestra V√≠a L√°ctea: una gran y d√©bil mancha de gas que parec√≠a tener una estrella en su centro. En las longitudes de onda ultravioleta utilizadas por el sat√©lite, la mancha parec√≠a azul – aunque en realidad no emite luz visible al ojo humano – y cuidadosas observaciones identificaron dos gruesos anillos dentro de ella, por lo que el equipo la apod√≥ la Nebulosa del Anillo Azul. Durante los siguientes 16 a√Īos, la estudiaron con m√ļltiples telescopios terrestres y espaciales, pero cuanto m√°s aprend√≠an sobre ella, m√°s misteriosa parec√≠a.

Un equipo de cient√≠ficos, incluyendo a Gu√įmundur Stef√°nsson, de la Universidad de Princeton, combin√≥ observaciones terrestres con un detallado modelado te√≥rico para investigar las propiedades del objeto. El art√≠culo que describe sus hallazgos apareci√≥ en la revista Nature.

“Est√°bamos en medio de la observaci√≥n, una noche, con un nuevo espectr√≥grafo que hab√≠amos construido recientemente, cuando recibimos un mensaje de nuestros colegas sobre un peculiar objeto compuesto por un gas nebuloso que se expande r√°pidamente lejos de una estrella central”, dijo Stef√°nsson. “¬ŅC√≥mo se form√≥? ¬ŅCu√°les son las propiedades de la estrella central? Nos entusiasmamos inmediatamente por ayudar a resolver el misterio”.

La mayor√≠a de las estrellas de la V√≠a L√°ctea est√°n en sistemas binarios, parejas de estrellas que se orbitan entre s√≠. Si est√°n lo suficientemente cerca, tales sistemas pueden encontrar su desaparici√≥n en un evento de fusi√≥n estelar: a medida que las estrellas evolucionan, se expanden, y si est√°n lo suficientemente cerca, una de las estrellas puede engullir a su compa√Īera de √≥rbita, causando que aquella gire en espiral hacia el interior hasta que las dos estrellas choquen. A medida que la compa√Īera pierde su energ√≠a orbital, puede expulsar material a altas velocidades.

¬ŅPodr√≠a eso explicar la misteriosa Nebulosa del Anillo Azul?

Para probar esta hip√≥tesis, el equipo observ√≥ la nebulosa con dos espectr√≥grafos diferentes en grandes telescopios en tierra: el espectr√≥grafo √≥ptico HIRES en el Telescopio Keck de 10 metros en la cima del Maunakea en Haw√°i, y el buscador de planetas en el infrarrojo cercano en el Telescopio Hobby-Eberly de 10 metros en el Observatorio McDonald en Texas, un nuevo espectr√≥grafo en el infrarrojo cercano que Stef√°nsson ayud√≥ a dise√Īar, construir y poner en marcha para detectar planetas alrededor de estrellas cercanas.

“Las observaciones espectrosc√≥picas fueron claves para permitirnos entender m√°s a fondo el objeto, desde las cuales vemos que la estrella central est√° inflada, y vemos firmas de acreci√≥n, probablemente de un disco de escombros circundante”, dijo Stef√°nsson.

“De hecho, los datos espectrosc√≥picos junto con el modelado te√≥rico muestran que la Nebulosa del Anillo Azul es consistente con la imagen de un sistema estelar binario en fusi√≥n, sugiriendo que la compa√Īera cayendo en espiral hacia el interior era probablemente una estrella de baja masa”, dijo Keri Hoadley, becario de postdoctorado en Caltech y autor principal del art√≠culo.

Aunque se han observado antes restos de algunos de estos eventos de fusi√≥n binaria, todos estos objetos estaban envueltos por polvo opaco y nubes, obstruyendo la vista de las propiedades del remanente estelar central. La Nebulosa del Anillo Azul es el √ļnico objeto que permite una vista sin obst√°culos del remanente estelar central, ofreciendo una clara ventana a sus propiedades y dando pistas sobre el proceso de fusi√≥n.

“La Nebulosa del Anillo Azul es rara”, dijo Hoadley. “Como tal, es realmente emocionante que hayamos podido encontrarla, y estamos entusiasmados con la posibilidad de encontrar m√°s objetos de este tipo en el futuro. Si es as√≠, eso nos permitir√≠a obtener m√°s informaci√≥n sobre los restos de las fusiones estelares y los procesos que las gobiernan”. (Fuente: NCYT Amazings)

https://noticiasdelaciencia.com/art/40252/estrellas-binarias-en-la-nebulosa-del-anillo-azul