En Misiones mejoran la lechería con ‘genética adaptada’ a la región

El Centro de Genética de Misiones promueve la cruza entre Holando y Jersey para orientar a los tambos a la producción de quesos. También desarrollan especies regionales de ovinos, caprinos y aves, y crían alevinos.

POSADAS (NAP). El Centro Genético de Misiones, ubicado en Aristóbulo del Valle, en el centro de la provincia, está abocado al desarrollo de “un biotipo lechero adaptado a la zona” que sirva para mejorar la producción de los tambos de esta zona subtropical.

“Se trata de una cabaña lechera en la que se trabaja con la combinación de dos genéticas: Jersey y Holando. La ‘Jersey Holando’ termina siendo una vaca más chica (que la Holando) que físicamente se adapta mejor a las altas temperaturas de Misiones y que, si pierde volumen de producción, se equilibra con el mayor aporte de grasa en la leche de Jersey”.

La descripción la hizo el ministro de la Producción y el Agro, Sebastián Oriozabala, de quien depende el Centro. “En términos productivos nuestra leche va a quesos, ricota, manteca, por lo cual necesitamos de buenos niveles de grasa. La creación del Jersey Holando fue el objetivo original del Centro Genético”, dijo.

En esta zona “una vaca más grande tiene mayor estrés calórico lo que implica mayor consumo y disponibilidad de agua en las chacras y en invierno requiere mucho volumen de alimento y, siendo que se trata de tamberos pequeños, les cuesta conseguir pasturas para reserva. La Jersey genera ese equilibrio en términos de estructura y de presencia de materia grasa en la leche”.

NAP: ¿El Centro también se orienta a la ganadería de carne?

Sebastián Oriozabala: El objetivo es que vayamos incorporando también para carne bovina una genética adaptada. Para eso, se cuenta con un laboratorio muy bien desarrollado para extracción de semen, análisis de brucelosis, tuberculosis e integrado a la red de laboratorios de Senasa. A su vez, se extraen pajuelas para poder trabajar en inseminación artificial.

Ovinos, cabras, peces y pollos

NAP: ¿Qué otros desarrollos están llevando a cabo en el Centro?

SO: Se empezó a incorporar genética ovina y caprina. Y ya tenemos las obras para sembrar y realizar una recría de peces. Se van a comprar alevines y se hará la recría para brindar a los productores juveniles de 150 gramos, cuestión que acorta los ciclos productivos (anualizándolo) y que permite un mayor engorde de peces. Además, los alevines más grandes y adaptados ayudan a reducir las pérdidas por pájaros o por temperatura.

NAP: ¿Cuentan también con proyectos para la producción aviar?

SO: Sí, vamos a incorporar como proyecto una cabaña avícola para desarrollo de carne y también de producción de huevos. De esta forma, vamos a contar con nuestros propios pollitos para fortalecer este segmento productivo.

El Centro

SO: El Centro nos da muchas ventajas. Una es tener la independencia de contar con desarrollos tecnológicos con innovación y tener disponibilidad de genética propia. El tema lechero es un ejemplo: cuando traemos animales de afuera hay que hacer un período de adaptación y después está la etapa de preñez y recría pero luego esos animales mucha veces sales del proceso de reproducción porque los ataques de tristeza bovina y garrapata finalmente los debilitan. Ahora, el periodo de adaptación viene incluido en el desarrollo genético.

“Otra ventaja es integrar las cadenas. Esto justifica el por qué de la incorporación de una cabaña avícola. Nosotros queremos hacer engorde de pollos en el marco de una provincia que busca ser soberana en producción de alimentos. Hoy traemos pollitos de cabañas en Entre Ríos con costo logístico alto y también alto costo de alimentos porque en Misiones no tenemos autoabastecimiento de maíz y expeller de soja. Esto acota la rentabilidad. En definitiva, debemos promover y alcanzar la integración de la cadena para hacer producciones rentables”.

NAP: ¿Por qué se eligió Aristóbulo del Valle?

SO: Porque es el centro de la provincia y es uno de los epicentros más importantes con mayor grado de conectividad vial permitiendo llegar al resto de la provincia. Se trata de un predio de 200 hectáreas donde hay pasturas, disponibilidad de agua y un campo que cumple con todas las características que necesitábamos para montar un centro de estas características.

NAP: ¿Qué inversión implicó el Centro y cómo se financia?

SO: El Centro Genético es totalmente estatal. El predio y el Centro están a nombre del Ministerio del Agro y la Producción. Inicialmente, los fondos vinieron a través de un convenio entre Nación y Provincia. El terrero se compró en 2012. Desde hace 5 años, con un incremento paulatino, se ha ido volviendo accesible a todos los productores distribuyendo genética, pajuelas, tanto de biotipos lechero bovino como también ovino y caprino. (Noticias AgroPecuarias)