En la última campaña agrícola creció a un 41% la reposición de nutrientes

Según un informe de Juan Brihet y Sofía Gayo, integrantes del Departamento de Investigación y Prospectiva de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en la última campaña agrícola 2016/17 hubo una fuerte mejora en los niveles de tecnología de fertilización que utiliza el productor.
Al respecto, el informe analizó el balance de nutrientes de los seis principales cultivos (soja, maíz, trigo, girasol, sorgo y cebada). Así, en base a datos del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) la reposición de nutrientes creció a un 41% a nivel nacional, considerando nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S). Para recordar, en el ciclo 2014/2015, que usa la entidad para la comparación, la reposición de nutrientes se ubicó en el 34 por ciento.
“La mejora en la relación aporte/extracción de nutrientes fue posible debido a una mayor fertilización de estos cultivos, para los cuales se aplicaron 2,7 millones de toneladas de fertilizantes, un 29% más que lo aplicado en el ciclo 2014/15. Este aumento del volumen estuvo traccionado principalmente por una mayor superficie destinada a gramíneas, en especial maíz y trigo, que alcanzaron récords de producción en la campaña 2016/17”, explicaron los autores del informe.
Brihet y Gayo indicaron que el estudio de los balances se realizó bajo el modelo de “caja negra”, que considera la cantidad de nutrientes aplicados vía fertilización y la cantidad extraída con la cosecha de los granos, sin contemplar algunos movimientos menores de los nutrientes en el sistema.
Para la Bolsa de Cereales porteña, si bien se ha observado un aumento en el uso de fertilizantes y una mejora en la reposición de nutrientes en los principales cultivos de grano, “el balance aún continúa siendo deficitario”.
“Esto marca un camino a seguir para el sector agropecuario en materia de mejora continua y sustentabilidad de nuestros sistemas productivos, destacando la importancia de las buenas prácticas como la herramienta para alcanzar los objetivos que puedan plantearse de aquí en más”, remarcan los autores del informe.