En Formosa los combustibles tienen nuevos precios tras un aumento de 5%

    Debería conciliarse un valor más barato en el mercado local, teniendo en cuenta que tenemos margenes estrictamente ajustados para el funcionamiento de la estación de servicio y estamos lejos de ganar mucho con la venta de combustible.

    A diez días de que venza el decreto que dispuso el congelamiento de los combustibles por 90 días, el Gobierno finalmente autorizó una suba de 5% a partir de hoy viernes. En total, se suma al 4% que habían habilitado a mediados de septiembre debido al retraso que se generó por la fuerte suba del dólar pos PASO. Esto fue confirmado a la AM990 por Francisco Sotera, propietario de una estación de servicio Axion en Formosa.

    Ayer a las 00.00 horas se hizo efectivo el alza del 5% del precio de los combustibles naftas y gasoil– anunciado por YPF, Shell y se extendió a las Axion y Oíl. “La medida había sido anunciada hace tiempo, fue tomada con mucho disgusto porque se esperaba una solución“, afirmó y remarcó que hay posibilidad “de nuevos incrementos en algún momento”.

    Según Sotera, relacionando el precio del combustible con el valor del dólar; el precio está ajustado. Aunque en instancias como éstas, donde la situación post electoral del país no está tranquila, se deberían fijar pautas que beneficien a los consumidores.

    “Debería conciliarse un valor más barato en el mercado local, teniendo en cuenta que tenemos margenes estrictamente ajustados para el funcionamiento de la estación de servicio y estamos lejos de ganar mucho con la venta de combustible”, advirtió Sotera a la AM990.

    Tras la nueva devaluación ocurrida en agosto, que llevó el dólar a 60 pesos, el Gobierno decidió lanzar un paquete de medidas para alivianar la presión de la inflación sobre los bolsillos para llegar con posibilidades electorales a las elecciones generales, entre ellos, el decreto 566/2019 que congeló los precios de los combustibles con un dólar referencia de 45 pesos.

    “Nos conviene que no suba el precio, pero vender más litros; una estabilidad de precios para que todos los argentinos puedan continuar con sus actividades cotidianas”, subrayó. Y reveló que con las subas, “la gente carga siempre la misma cantidad de pesos, pero no de litros”.