El principal gremio docente fija postura: “Todo indica que las clases no van a empezar el 17 de febrero”

“No se sabe si van a empezar las clases el 17 de febrero, todo indica que no“, afirmó en la tarde de este lunes Eduardo López, secretario Gremial de CTERA y Secretario General Adjunto de UTE.

Las palabras de López ocurren luego de que el ministro de Educación Nicolás Trotta respaldara al jefe de Gabinete Santiago Cafiero, quien el viernes había advertido: “Si queremos que los chicos y chicas vuelvan a las aulas en marzo, tenemos que extremar los cuidados hoy”.

“No se sabe si van a empezar las clases, todo indica que no (arranque el 17 de febrero). Si nos guiamos por los indicadores de los semáforos del ministerio de Educación de la Nación aprobados el año pasado ni se tendría que estar discutiendo“, dijo López en diálogo con C5N.

Siguió: “¿Qué dicen los indicadores? Que si la curva crece no tiene que haber clases; que si hay más de 150 cada 100 mil no tiene que haber clases y tenemos 500 contagiados cada 100 mil. ¿Qué dice la positividad de Nueva York, no de Ctera? Que si hay más de un 4% de positividad de los test no tiene que haber clases y en Capital es del 40%. En todos los términos el semáforo da rojo”.

Para Eduardo López, como a la Ciudad “no le gusta el rojo del semáforo, decide sacarlos” y afirmó: “Los mismos que dicen ‘abran las escuelas niegan la vacuna”.

Continuó: “Claramente el 17 de febrero no va a estar todo tranquilo. Es una postura negacionista, así como niegan a los científicos. Niegan el peligro de los contagios en la escuela. Los maestros no lo negamos. Fracasaron las burbujas porque abrieron las escuelas y las familias no enviaron a los chicos. Casi que el paro lo hicieron las familias. Ahora lo que están haciendo es demagogia y oportunismo”.

El viernes pasado, Cafiero había alertado que el regreso de los chicos a las aulas en marzo va a depender de la puesta en marcha inmediata de medidas que permitan revertir el salto en los contagios de coronavirus en todo el país.

“Es lo que planteó el jefe de Gabinete: si queremos cuidar la escuela en cuanto a la intencionalidad de su presencialidad tenemos que maximizar todos los cuidados en otros aspectos de la vida y es parte de la decisión que ha adoptado nuestro gobierno y el mensaje que queremos multiplicar en cada una de las jurisdicciones”, lo secundó Trotta.

Por su parte, en diálogo con Clarín, la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, había asegurado: “Si seguimos con distanciamiento, con el uso obligatorio de tapaboca y con los recaudos necesarios, no hay razón suficiente para que los estudiantes pasen otro año fuera de la escuela”.

En medio de este debate, Eduardo López concluyó esta tarde apuntando al retorno de clases en la Ciudad para el 17 de febrero: “Trump decía ‘no usen barbijo, no se vacunen’, lo mismo que dice Bolsonaro, el macrismo y Larreta. La postura de Larreta es ‘salgan a correr’. Después, cuando se enferma, él tiene una casa con aire acondicionado y una habitación para él, pero mis alumnos quizás viven diez en una casa”.