El Gobierno relanzará el lunes el “Ahora 12”, al que en adelante acompañará el “Ahora 30”

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, relanzará este lunes el Programa “Ahora 12” que acompañará en adelante con un nuevo plan de compra en cuotas, el “Ahora 30”, para incentivar la venta de electrodomésticos.

“El lunes relanzamos Ahora 12 con alguna modificación que daremos a conocer, planteando un escenario donde el consumo pueda acompañar”, dijo Kulfas en declaraciones radiales en las que se explayó sobre el crecimiento “en dos velocidades” de la economía. Respecto de los niveles de consumo señaló: “mucha gente viene de estar sin salir de su casa por la pandemia y por diferentes motivos de restricciones de movilidad. Estamos previendo que en los próximos días comience a haber más movimiento en la calle y esto signifique más dinero en el bolsillo, lo cual tiene que ver con la recuperación de las paritarias, del empleo; y por otro lado con encontrar otros mecanismos de financiamiento para los bienes de consumo más durables”. Y recordó que “en el final de la primera ola (de la pandemia), que mucha gente salió, aumentó fuertemente el consumo”.

Para el Gobierno, tanto Ahora 12 como Ahora 30 son instrumentos para impulsar el consumo y la sensación de bienestar de cara a las PASO y a las elecciones legislativas de “mitad de mandato”, que tendrán lugar en septiembre y noviembre, respectivamente.

El “Ahora 12” vence en la medianoche de este sábado, pero las bases de su renovación ya fueron negociadas entre los bancos y un trío de funcionarios: el propio Kulfas, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, que depende de su cartera, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Uno de los objetivos del nuevo “Ahora 12” es incorporar más rubros al programa: por eso volverá la posibilidad de comprar en 12 cuotas bienes del rubro de indumentaria y calzado, que había quedado limitado a financiación en 3 ó 6 cuotas desde marzo (hasta ese momento tenían 12). No hay certeza, en cambio, sobre si volverá la compra en cuotas de celulares y electrónicos, excluidos del programa en octubre de 2020. Los empresarios de ambos sectores hicieron gestiones ante la cartera de Kulfas, pero no tuvieron ni un sí ni un no.


Al cabo del primer trimestre, el sector de Indumentaria y Vivienda había sido dado de baja del Ahora 12 como una suerte de “castigo” por haber subido fuertemente los precios, precisamente porque podía camuflarlos con los plazos de financiamiento. Además, el Gobierno notó que los consumidores usaban más los planes a 3 y 6 cuotas, por lo que no valía la pena cubrir el costo de un financiamiento que no se usaba demasiado. Ahora, en cambio, la prioridad es reimpulsar el consumo en la mayor cantidad posible de sectores.

En cuanto a la reincorporación de los celulares, desde la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) dijeron que el Gobierno se había comprometido a evaluar el retorno del producto al Ahora 12 tras el acuerdo para que el sector mantuviera congelados los precios de los aires acondicionados, televisores, celulares y hornos a microondas hasta octubre.

“El Ministerio, a efectos de coadyuvar a la consecución del presente compromiso, re-establecerá la participación de los teléfonos celulares en el programa Ahora 12, comenzando con los equipos de gama baja, entendiendo por tales aquellos cuyo precio de venta al público sea igual o inferior a $ 50.000, ello en cuanto las circunstancias lo permitan”, dice un párrafo de tal acuerdo que habían firmado a mediados de abril. Detalles que restan resolver.

Electrodomésticos

En cuanto al Ahora 30, la apuesta oficial es a reactivar la compra de productos de “línea blanca” y calzarla con la reactivación de las pequeñas obras y gastos asociados a las refacciones y mejoras hogareñas por parte de sectores con resto de consumo. Por eso apuntarán a cocinas, heladeras y lavarropas, cuya financiación requiere plazos más largos para que los consumidores se le animen al valor de la cuota.


Inicialmente, los bancos resistieron la idea de esa línea de financiamiento, pero cedieron a cambio de algunas ventajas regulatorias. El programa tendría vigencia hasta fin de año. El primer “sí” del Gobierno a las entidades fue aumentarles la tasa anual en pesos de 25 a 29% específicamente para este plan. El segundo fue el aumento de la “franquicia” que tendrán los bancos que vuelquen más recursos a los programas de pago en cuotas. El BCRA ya sancionó una normativa que extiende del 6% al 8% el cupo que podrán dedicarle a este programa con beneficios en encajes, esto es, la parte de los depósitos que los bancos deben depositar en el BCRA como resguardo “prudencial” y que por lo tanto tiene cero rentabilidad. Los bancos que más financien el consumo en cuotas dispondrán así de más liquidez para comprar Leliq al 37% anual con parte del efectivo mínimo. Con mayor tasa y franquicia de encajes, las colocaciones a 30 meses les rendirán a los bancos una tasa parecida a la que reciben por comprarles Leliq al Banco Central.


Dos velocidades

En cuanto a la marcha de la economía, Kulfas dijo a la radio Delta que hay sectores que están empujando bastante fuerte la recuperación, y destacó el caso de la industria. “Ayer dimos a conocer algunos datos anticipados de junio y julio que muestran, en junio un crecimiento arriba del 8% respecto a junio de 2019, o sea comparamos con el año previo a la pandemia para que no haya distorsiones”.

Y en julio, agregó, mencionando cálculos “adelantados” del Centro de Estudios para la Producción, basados en el consumo de energía en la industria, habría habido un crecimiento superior al 4%, con lo que en los primeros 7 meses el repunte fabril promediaría un 4 por ciento. “Esta industria Argentina, a pesar de la pandemia y por las políticas que hemos implementado ya produce más que la Argentina de Macri”, aseguró Kulfas, aunque reconoció que distinto es el caso de sectores afectados por las restricciones, cuya recuperación condicionó a la evolución de la pandemia. “A medida que el tema sanitario mejore, estas actividades claramente van a mejorar, como el cine, el teatro y los espectáculos. Esto es lo que falta para que la economía tenga una sola velocidad y la recuperación se vea en todos lados”, dijo el funcionario, que también afirmó que la economía lleva 6 meses consecutivos de crecimiento en general y 11 meses en el caso de la industria.

“Desde agosto del año pasado Argentina creó unos 145.000 empleos nuevos, pero se destruyeron 25.000 en los sectores más afectados. Será clave cuando recuperemos la velocidad única para que todos los sectores empujen y que puedan fortalecer aún más el muy buen desempeño de la construcción, la industria, la economía del conocimiento”, dijo Kulfas, que cerró su análisis de situación recordando que “nos tocó arrancar el gobierno con una situación delicadísima en lo macro, con un país sobre endeudado, en recesión. Y encima se montó la pandemia”. En cambio hoy, concluyó, “la Argentina crece, impulsada por la industria y revirtió el período de Macri que de 48 meses, en 46 destruyó la industria”.