El Gobierno le pidi贸 a Evo Morales que baje el tono beligerante de sus expresiones

Funcionarios de la Casa Rosada le expresaron al ex presidente de Bolivia su malestar por las declaraciones en las que promovi贸 la conformaci贸n de milicias populares armadas, tal como ocurre en Venezuela.

El d铆a despu茅s de que el ex presidente de Bolivia Evo Morales se manifestara partidario de armar 鈥渕ilicias armadas del pueblo鈥 como en Venezuela en el caso de regresar a su pa铆s, el gobierno argentino le transmiti贸 su malestar por esas expresiones: le coment贸 que no compart铆a el mensaje y le pidi贸 que baje el tono beligerante de su discurso.

La recomendaci贸n se dio durante una reuni贸n a solas en el departamento que Morales habita en Colegiales, donde se reuni贸 con dos funcionarios del Gobierno que el lunes se acercaron para transmitirle un mensaje directo del presidente Alberto Fern谩ndez: 鈥淎rgentina no avala las milicias armadas populares porque ello va en contra de todo el esp铆ritu democr谩tico de vivir en paz y bajo los par谩metros de los derechos humanos universales鈥.

Seg煤n confiaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, el Presidente estaba un tanto molesto por las expresiones de Morales, pero no quiso hacer p煤blico su malestar para no seguirle el juego al actual gobierno de Bolivia encabezado por Jeanine A帽ez, al que consideran 鈥渦na dictadura鈥.

El malestar que le plante贸 el Gobierno a Morales se dio antes de la carta que la ministra de Relaciones Exteriores del gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric, envi贸 en la noche del martes a su par argentino, Felipe Sol谩, para pedirle que el gobierno de Fern谩ndez repudie p煤blicamente los dichos del ex mandatario boliviano. El encuentro de los funcionarios argentinos se dio el lunes antes de que enviara esa carta y, por otra parte, se aclar贸 que no van a responder la misiva de un gobierno al que no reconocen.

Los enviados del Gobierno le expresaron a Molares que sus dichos sobre la eventual conformaci贸n de 鈥渕ilicias armadas del pueblo鈥 pone en una situaci贸n 鈥渋nc贸moda鈥 a la administraci贸n de Fern谩ndez porque no comparte esa idea y lo tiene como refugiado pol铆tico al ex presidente de Bolivia.

鈥淵a est谩 planteado el desacuerdo y Evo lo sabe. No vamos a ahondar m谩s en detalles de eso鈥, ratific贸 tajante ante Infobae otro funcionario del Gobierno al confirmar la charla con el ex presidente de Bolivia. Seg煤n se supo, se le explic贸 que avalarlo como refugiado en la Argentina tuvo un 鈥渃osto pol铆tico internacional鈥 que Fern谩ndez asumi贸 y que por ello deb铆a comprender que no era bueno poner en una situaci贸n inc贸moda al Presidente. De hecho, la Argentina se enfrent贸 a los Estados Unidos y a varios pa铆ses europeos por apa帽ar a Morales. Ante los planteos de los funcionarios argentinos, Morales comprendi贸 el malestar y se comprometi贸 a bajar el tono de sus dichos.

En rigor, el ex presidente de Bolivia actu贸 en funci贸n de que el jefe de Gabinete Santiago Cafiero lo habilit贸 a actuar deliberadamente al sostener p煤blicamente que el ex presidente de Bolivia 鈥渢iene libertad de declarar, de pensar y decir lo que quiera ya que el refugiado tiene los mismos derechos que un ciudadano argentino. Nosotros no le vamos a restringir sus libertades鈥, hab铆a dicho hace 20 d铆as.

Despu茅s de esa suerte de cheque en blanco que le otorg贸 el gobierno argentino, Morales sostuvo: 鈥淪i volviera (a Bolivia), hay que organizar como Venezuela, milicias armadas del pueblo鈥. Ello ocurri贸 durante un encuentro con militantes del MAS en Buenos Aires. All铆 hizo referencia a la Milicia Bolivariana, uno de los grupos armados y fuerza de choque de la dictadura venezolana. Maduro las utiliza para vigilar edificios p煤blicos, garantizar el control de precios y el racionamiento de productos en los supermercados, y custodiar la entrega de las cajas de alimentos subvencionados.

La ministra de Relaciones Exteriores del gobierno interino de Bolivia, Karen Longaric, envi贸 en la noche del martes una carta a su par argentino, Felipe Sol谩, en la que le solicita que el gobierno de Alberto Fern谩ndez repudie las declaraciones del ex presidente Evo Morales respecto de su voluntad de organizar milicias armadas si volviera a su pa铆s.

En la misiva, que consta de cinco puntos, Longaric asegura que 鈥淢orales se ampara en la figura del refugio (pol铆tico, garantizada por el gobierno argentino) e incita a la violencia, el odio, la discriminaci贸n, la subversi贸n y el terrorismo鈥. 鈥淗a cruzado la l铆nea de la legalidad, resguard谩ndose en gobiernos y territorios que utiliza como base operativa para vulnerar la democracia y el Estado de derecho en Bolivia鈥, agreg贸.

En consecuencia, contin煤a la carta, el gobierno interino manifiesta su 鈥減reocupaci贸n鈥 por que Morales 鈥渋nduzca a la Rep煤blica Argentina a infringir normas y principios internacionales que proh铆ben la injerencia en asuntos internos de los Estados, la agresi贸n, la violaci贸n de los derechos humanos y el terrorismo, con todo lo que esto implica鈥.

Desde la Casa Rosada fueron tajantes al evaluar esa carta de la canciller de Bolivia: 鈥淣o vamos a responder nada y desconocemos cualquier carta del gobierno de facto鈥.