El gobernador Insfrán ascendió a comisario general a Silvia Van Dyk

La flamante comisario general destacó que alcanzar el grado máximo dentro de la carrera policial conlleva el más alto compromiso individual y un gran sacrificio para compartir responsabilidades, teniendo como objetivo central servir y proteger siempre a la comunidad a la cual nos debemos.

En el Polideportivo Policial “28 de Mayo”, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, presidió el acto en el que recibió sus atributos como flamante comisario general de la Policía Provincial Silvia Antonia Van Dyk, quien agradeció al primer mandatario por “este acto de justicia estricta y reivindicación”.

“Sepan disculpar la simpleza de mis palabras, pero están cargadas de emoción y agradecimiento”, comenzó diciendo Van Dyk al brindar su discurso, para hablarle luego al titular del PEP: “Señor Gobernador, vaya a usted mi agradecimiento personal e institucional por este acto de justicia estricta y reivindicación”.

Subrayó que “realmente este acto reviste un alto significado, no sólo para mí, sino también para la institución a la que pertenezco, por cuanto recoge la esencia misma de la profesión policial y representa el justo reconocimiento de tantos años de búsqueda”.

“Eran otros tiempos, otras normas que en nada favorecían a la mujer, era una sociedad estrictamente machista”, hizo notar, indicando que “en el trato tanto de superiores como de subalternos jamás fui discriminada, siempre tuve un trato justo y cordial, sintiéndome conforme y a gusto desempeñando mis funciones”.

10”.

“La experiencia, la prudencia, la reflexión, el liderazgo y el compromiso permanente son los signos más visibles que conforman el desarrollo institucional. Lo que hoy estoy viviendo me permitirá asumir con propiedad esta nueva jerarquía y participar de manera directa en la consolidación del actual proceso que vive hoy por hoy nuestra Policía, irradiando hacia las nuevas generaciones el espíritu de cambio y seguir proyectándonos con visión de futuro en las áreas y ámbitos de acción en que nos toca actuar”, enfatizó.

En el tramo final de su emotiva alocución, Van Dyk remarcó que “esta ceremonia histórica en la institución policial quedará grabada para siempre en mi retina. Es un precedente único y me siento orgullosa y halagada por haber sido promovida al grado máximo que un personal policial puede aspirar en una fecha tan trascendental como lo es el 8 de marzo”, fecha en la que se conmemora el “Día Internacional de la Mujer”.

González: “Un acto de reparación histórica”

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, doctor Jorge Abel González, ponderó la decisión del gobernador Gildo Insfrán de decretar el ascenso a comisario general de la Policía Provincial de Silvia Van Dyk, subrayando que el Gobierno formoseño “hace realidad actos de reparación histórica, no desde un discurso sino desde acciones concretas”.

“Hay ocasiones en la vida donde en un acto institucional se conjugan la profunda alegría personal que se vive cuando se trabaja en un Gobierno que hace realidad actos de reparación histórica, no desde un discurso sino desde acciones concretas”, resaltó.  En ese marco consideró que “sería bueno historiar que, sin juzgar a nadie, en algún momento histórico se pensó que era necesario para que las mujeres pudieran tener un protagonismo dentro de la institución policial requirieran un escalafón específico, que era el escalafón del personal femenino, el cual tenía algunas normas que, en un proceso histórico se entienden porque era importante poder establecer dentro de una institución como la Policía la presencia femenina, que instauraban cierta diferencia al momento de aspirar a los ascensos”.

“Es justo señalar también que durante el primer Gobierno del doctor Insfrán ese escalafón fue derogado”, manifestó, precisando que “esa situación fue reparada y restañada porque se estableció, en el artículo 18 bis, que la única condición para aspirar a los ascensos era el esfuerzo que desempeñaba cada uno en el cumplimiento de sus funciones, sin definir si fuera un personal varón o un personal mujer”.

La comisario general Van Dyk, remarcó, “fue la primera que tuvo, con machete en mano, ir abriendo una senda en un mundo hasta ese momento dominado por los varones. Fue en ese entonces que se produce esa disonancia en cuanto a sus ascensos, que viene de arrastre, de aquella historia por la que hoy sus compañeros de promoción ya llegaran a la jerarquía general. Ésa es la situación que hoy repara el gobernador Insfrán con este decreto: a la historia de una persona concreta, que luchó para construir sus sueños, para poder realizarse en su vida a través de la vocación con la cual ella se sintió identificada y que entendió que a través de la misma plenificaría su vida, la cual era la función policial”.
“Empezó como agente de policía y hoy es comisario general. Creo que esto es un canto a la vida, al compromiso, al esfuerzo y, fundamentalmente, a la mujer formoseña”, concluyó González.-