El dólar se dispara 44 centavos a $38,64 presionado por devaluación en Brasil

El dólar se dispara 44 centavos este martes a $ 38,64 en bancos y casas de cambio de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, presionado por la devaluación en Brasil, donde la moneda norteamericana trepa un 1,6%. En el mercado informal, el blue sube 30 centavos a $ 38, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. Asimismo, el “contado con liqui” repuntó ayer 41 centavos a $ 37,60.
Durante la rueda, el Ministerio de Hacienda lleva a cabo una nueva licitación de Letras del Tesoro en Dólares y Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos, como medio para continuar desarmando el volumen de Lebac. Son a un plazo de 196 días con vencimiento el 29 de marzo de 2019 y se puede suscribir tanto en pesos como en dólares.
Además, licita nuevas Letes Capitalizable en Pesos 4% a un plazo de 105 días con vencimiento 28 de diciembre de 2018 y procede a la reapertura de las Letes Capitalizables en Pesos 2,85% vencimiento 29 de marzo de 2019. La recepción de ofertas finaliza a las 15 de mañana miércoles.
Ayer, en línea con los mercados emergentes de la región, el billete ascendió 39 centavos en una rueda donde el Banco Central intervino en la rueda con ventas directas para contener la escalada de la cotización.
De esta manera, el billete verde cortó una racha de tres ruedas consecutivas en baja, que había iniciado el miércoles pasado a partir de medidas del BCRA, que intervino en el mercado de cambios con ventas directas por primera vez en más de dos meses.
El rebote de se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa avanzó 39 centavos a $ 37,38, en una rueda con poco volumen, en la que el BCRA intervino con ventas por apenas u$s 15 millones.
La suba del dólar en la plaza local estuvo en línea con la de los mercados de la región. En ese sentido, el real brasileño se deprecio 1,3%, mientras que el peso chileno cayó 0,9%.
Los precios se movieron de menor a mayor, con una suba cuya magnitud fue acotada por la reaparición del Banco Central con ventas en el mercado. Los mínimos de la fecha se anotaron en los $ 37,20, con la primera operación pactada, veintiún centavos arriba de los precios del cierre anterior.
Las órdenes de compra fueron impulsando subas del tipo de cambio que poco a poco desplazaron los niveles anteriores, tocando máximos en los $ 37,50 por unidad. En esa instancia, “la aparición de la autoridad monetaria con ventas en el sector donde operan los grandes jugadores puso límite a la corrección y generaron una reversión de la tendencia, con bajas que recortaron gran parte de la suba de hoy y acomodaron los valores en el nivel visto sobre el cierre de la jornada”, afirmó el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.
El volumen operado llegó a u$s 380 millones, un 5% menos que el viernes, ante la cautela inversora en momentos de una retracción de negocios debido a la celebración del año nuevo de la comunidad judía, según indicaron operadores del mercado. “Las ventas directas efectuadas por el Banco Central establecieron un límite muy preciso al nivel tolerado para la cotización del dólar en la fecha, emitiendo una señal que el mercado interpretó con el desarme de posiciones y algunos ingresos desde el exterior”, remarcó Quintana.
Y agregó que “todo parece indicar que la decisión tomada con la nueva estrategia de intervención oficial tiene como objetivo suavizar la curva de depreciación del peso para de diluir la tensión sobre el mercado en un escenario que todavía no despeja todos los interrogantes que justificaron la fuerte suba de las semanas anteriores”.
A su turno, Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios, señaló que los operadores estiman que el piso del dólar mayorista se considera en $ 37 mientras que el techo en $ 38.
En otro orden, cabe destacar que el Gobierno licitará entre mañana y el miércoles Letras del Tesoro (Letes) en dólares y capitalizables en pesos en dos tramos, con una tasa de por lo menos un 7%, para intentar cubrir los u$s 895 millones que vencen este viernes. La misma se da en un contexto en el cual se esperan novedades de las negociaciones entre el oficialismo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), de las cuales podría derivarse un desembolso adicional para la administración de Mauricio Macri.
Asimismo, vale mencionar que mañana se vuelve a reunir el Comité de Política Monetaria (COPOM) y en el mercado descuentan que el BCRA mantendrá la tasa en 60% y consecuentemente, el sesgo contractivo.