Desde el norte argentino, Formosa incluida, piden a Nación tarifas eléctricas diferenciadas

Este petitorio nace basado en el concepto de la pobreza energética que sufren las familias del Norte Argentino.

Los Defensores del Pueblo del Norte Grande reunidos en la ciudad de San Salvador de Jujuy en su quinta sesión, elaboraron una serie de acciones en el marco del “Acuerdo Federal Energético” mediante el cual convinieron exhortar al Ministerio de Energía y Minería de la Nación, a que implemente de manera urgente tarifas diferenciadas de energía ; ante la necesidad de contar con las citadas, permitiendo de esta manera el acceso a un servicio público esencial que en la actualidad por los altos costos impuestos desde nación y más los que vendrán, serán en la práctica impagables, lo que ya lo están sufriendo las Pymes y usuarios residenciales, para contrarrestar las asimetrías que sufren las provincias del norte argentino.

La decisión fue tomada por los Defensores del Pueblo de Jujuy, Javier De Vedia, por Formosa, José Leonardo Gialluca, Gustavo Corregido por el Chaco, por Corrientes Javier Rodriguez, por Salta Nicolás Zenteno, por Tucumán Fernando Juri Debo; el Defensor del Pueblo de Cerrillos, Matías Tomás Aranda, y además acompañaron la iniciativa el Defensor del Pueblo de Córdoba Mario Decara, junto al Defensor del Pueblo de Rio Cuarto Ismael Rins.

La solicitud planteada por los defensores busca que se plasme una política específica para el rubro energía, considerando las economías regionales y apuntando no sólo al abastecimiento, sino también al acceso a un servicio que es fundamental para los ciudadanos de la región. En el noreste particularmente, las familias son electrodependientes porque no tienen acceso al gas natural y viven en zonas de temperaturas extremas que demandan mayor uso de energía durante todo el año.

Este petitorio nace basado en el concepto de la pobreza energética que sufren las familias del Norte Argentino. Se entiende que “un hogar está en situación de pobreza energética cuando es incapaz de pagar una cantidad de energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas o cuando se ve obligado a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar la factura energética de su vivienda”.

En ese contexto, el grupo de defensores definió elaborar el documento único que refleje las necesidades de cada jurisdicción. La preocupación nace a raíz de la política de quita de subsidios que lleva adelante el Gobierno Nacional, que termina arrastrando a las familias a la pobreza energética; y los desmedidos aumentos en la generación y el transporte de energía.-