Desarrollan una computadora cuántica que puede predecir el futuro

La computación cuántica es la gran apuesta en el desarrollo de tecnologías de computación que superen a las actuales, basadas en transistores y microprocesadores. Este tipo de sistemas apuntan a aprovechar las propiedades de algunos átomos para realizar los cálculos que son la base de la informática.
Ahora, un equipo conjunto de investigadores de la Universidad Griffith en Australia y de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur desarrolló una nueva computadora cuántica que puede “predecir” el futuro.
Obviamente, el equipo está lejos de adivinar si vas a ganar el Loto o si Argentina va a ganar el Mundial en el 2022, pero el avance científico es un paso importante hacia futuros desarrollos en inteligencia artificial y otras aplicaciones que requieren cálculos intensivos.
En concreto, trabajando en escalas subatómicas, el sistema informático puede simular alrededor de 16 líneas de tiempo para paquetes de luz o fotones que ocupan diferentes lugares. Así, puede predecir realidades alternativas en cualquier momento siguiendo el movimiento de los fotones y midiendo sus resultados.
Su funcionamiento se basa en los principios del físico Richard Feynman, quien descubrió que las partículas que viajan entre dos puntos no siguen un solo camino. Esta superposición permite a los investigadores introducir y demostrar la posibilidad de comparar futuros estadísticos de dos procesos clásicos a través de la interferencia cuántica.
Los investigadores creen que su sistema cuántico podría hacer predicciones tales como cambios en el clima, los mercados de valores y los patrones de tráfico.

Qué es la computación cuántica

Según expertos, la computación cuántica es el nuevo paso en el desarrollo de la tecnología informática porque permitirá resolver tareas que a los equipos convencionales les llevaría miles de millones de años.
La piedra fundamental son los qubit, que se basan en elementos cuánticos, como átomos fríos, iones o fotones, que por su naturaleza pueden estar en superposición, a diferencia de los elementos que se utilizan actualmente, que solo admiten dos estados (binario). Esto multiplica exponencialmente las capacidad de cálculo.
En definitiva, las computadoras clásicas procesan la información con la presencia o ausencia de carga o corriente eléctrica. Así, los bits clásicos tienen dos posibles valores, 0 o 1. Con ayuda de transistores se obtienen compuertas lógicas que, combinadas, pueden resolver cualquier problema que sea computable. En cambio, en computación cuántica las operaciones se realizan entre estados cuánticos que están en más de un estado a la vez.