Del Potro sacó a un favorito y llegó a las semis de Acapulco

La historia jugó su partido en Acapulco. Juan Martín Del Potro hizo prevalecer su racha contra el austríaco Dominic Thiem y mantuvo su invicto, luego de la victoria por 6-2 y 7-6 (5) que le permitió acceder a las semifinales del ATP 500 de Acapulco.

Luego del exigente partido contra Ferrer, el cual reconoció que le demandó un fuerte desgaste físico, Delpo se propuso liquidar el encuentro lo antes posible ante el tercer favorito del torneo mexicano que acumulaba 14 victorias contra apenas 2 derrotas en este 2018. Pavada de desafío.

Sin embargo, la Torre tuvo un comienzo arrasador y quedó demostrado al lograr rápidamente el primer quiebre. Fue en el tercer game, una diferencia que lo posicionó bien de cara al set, donde estuvo firme con su servicio: 16/20 en primeros saques y 4/4 en las segundas oportunidades. Otro quiebre en el séptimo juego le permitió al tandilense adelantarse por 6-2 en apenas media hora.

Del Potro tomó confianza y continuó con su andar indomable en la segunda manga, cuando Thiem volvió a perder su primer servicio. El único despiste llegó en un momento crucial. Cuando el tandilense sacaba para partido en el décimo game, el europeo se despertó, logró su primer quiebre del partido con un 15-40 y estiró la definición. Afortunadamente, el susto no pasó a mayores y el argentino se quedó con el tie break por 7-6 (7).

Delpo extendió así su invicto contra Thiem, a quien ya había vencido en los tres anteriores enfrentamientos. El primero fue en el Masters 1000 de Madrid, en mayo de 2016, cuando el argentino ganó 7-6 (5) y 6-3 por la primera ronda. Ese mismo año, el europeo abandonó contra la Torre por una lesión en los octavos del US Open (6-3 y 3-2). Al otro año repitieron instancia, escenario y ganador. Pero fue una verdadera batalla, donde Delpo necesitó cinco sets para festejar con un marcador de 1-6, 2-6, 6-1, 7-6 (1) y 6-4.

“Fue un partido tremendo. Tuve un altibajo sobre el final, pero en el tie-break tuve un poco de suerte y pude ganar en dos sets”, analizó el noveno del ránking mundial.

El próximo escollo en busca de una nueva final será el alemán Alexander Zverev (5), en la madrugada del sábado (no antes de la 1). El verdugo de Diego Schwartzman en octavos no tuvo problemas para superar al estadounidense Ryan Harrison (60) con un doble 6-4.

“Juan es uno de los mejores jugadores en los últimos años. No va a ser fácil pero estoy encontrando mi forma y estaré listo”, deslizó el joven de 20 años sobre su próximo rival. La única vez que se enfrentaron fue triunfo para Delpo: 3-6, 7-6 (5) y 6-4 en los octavos del Masters de Shanghai del año pasado. Que se repita también esta historia.

La otra semifinal la disputarán el estadounidense Jared Donaldson, que derrotó al español Feliciano López por 6-3, 6-1, contra el sudafricano Kevin Anderson, que dejó en el camino al coreano Hyeon Chung por 7-6 (5) y 6-4.