Cuestionan aumento de tasas de interés por retrasarse con la AFIP

Profesionales de las ciencias económicas y empresarios pyme rechazaron de plano el aumento de los intereses que cobra la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por el retraso de los contribuyentes en el pago de los impuestos, una de las formas que tienen las empresas para financiarse en momentos de crisis y caída de la actividad.
El pasado viernes, el Ministerio de Hacienda publicó una resolución en el Boletín Oficial que disponía subir del 3% al 4,5% la tasa de intereses resarcitorios y ubica en el 5,6% la de punitorios a partir del 1 de marzo. La medida obedece a evitar que las empresas se financien con la AFIP cuya tasa de interés es más baja que la de los bancos, retrasando el cumplimiento de sus obligaciones.
Tanto consultores como empresarios cuestionaron rápidamente la medida. Por caso, el titular del estudio Lisicki, Litvin y Asociados, César Litvin, sostuvo que “el aumento de las tasas de intereses por deudas con la AFIP, en esta coyuntura financiera, agrava la morosidad y produce un stock de crédito incobrable para el Fisco”. Por medio de redes sociales, el director del estudio contable reclamó una “moratoria urgente”.
Por su lado, el consultor pyme y asesor del Colegio Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, Vicente Lourenzo, preguntó: “¿Qué pyme sobrevive a una caída de más del 25% anual con tasas de intereses de semejante magnitud?”.
Lourenzo señaló que “es una concepción muy equivocada la de algunos funcionarios de que hay que desalentar que el contribuyente se financie con la AFIP y por eso aplican tasas de mercado”. “Por el contrario, ante la coyuntura actual, el Estado debería dar una red de contención a las pymes aplicando tasas que deberían ser la mitad de las de mercado”, indicó Lourenzo.
Por su parte, el secretario general de Confederación General Empresaria (CGERA), Raúl Zylbersztein, sostuvo que “las pymes no dejan de pagar los impuestos porque las tasas de la AFIP sean baratas”. El empresario afirmó que “son víctimas de la recesión producida por el ajuste, el aumento de las tarifas, y las altas tasas de interés, a lo que se le suman las dificultades que crea la AFIP con embargos de cuentas, o suspensiones de los Cuit”.
“Todos coinciden en que los impuestos en la Argentina son carísimos y hay que bajarlos, pero no les tiembla el pulso en apretar cada vez más a las magras economías de la pymes”, agregó.
En tanto, Marcelo Fernández, presidente de CGERA, comentó que “desde la institución hemos solicitado que la AFIP detenga los embargos de las pymes y que se vea un amplio plan de pago por las deudas, con baja o nula tasa de interés”.