CUBA. Agricultura y turismo “motores” del deshielo

Tras anunciarse el "deshielo" a fines de ese año los dos gobiernos comenzaron a buscar nuevas vías para la cooperación en la agricultura, que obstaculiza aún el embargo.

La visita en esta semana del ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez, a Estados Unidos, la primera a ese nivel en 50 años, ratifica que la agricultura y el turismo son “motores” del “deshielo”.

 

“Las tres millones de personas que visitan la isla cada año y la tendencia a un mayor flujo del turismo hacen más urgente la necesidad de ampliar la oferta de productos del campo”, explicó el titular cubano a empresarios reunidos en la Cámara de Comercio estadounidense, en Washington.

 

Rodríguez es el primer ministro de Cuba de su cartera que visita oficialmente Estados Unidos en más de medio siglo. No obstante, el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, cumplió su estancia oficial en febrero último. Pese a obstáculos poderosos, como el embargo que aún aplica Estados Unidos a la isla y los profundos antagonismos entre los dos gobiernos en derechos civiles y políticos y aspectos de la democracia, ambas naciones tienen un comercio muy restringido desde 2001, estructurado solo por importaciones cubanas y que totalizó globalmente en 2014 cerca de cinco mil millones de dólares, aunque actualmente es muy bajo.

 

Tras anunciarse el “deshielo” a fines de ese año los dos gobiernos comenzaron a buscar nuevas vías para la cooperación en la agricultura, que obstaculiza aún el embargo. En cuanto a los viajes turísticos de estadounidenses a la isla, van en ascenso y podrían acercarse al millón en pocos años, dependiendo del debilitamiento del también llamado bloqueo.

 

La estancia del ministro Rodríguez ha respondido a una invitación oficial del Secretario de Agricultura estadounidense, Thomas Vilsack, quien estuvo en Cuba en noviembre último. En aquel momento Vilsak defendió un amplio comercio con Cuba tras el levantamiento del embargo cuando esto ocurra, sobre bases “normales” sin restricciones.

 

El jueves Rodríguez mantuvo conversaciones con el subsecretario de Agricultura, Michael Scuse, y con la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, de acuerdo con anuncios en la prensa oficial cubana, que ha seguido minuciosamente la visita.

 

El ministro tuvo encuentros además con la vicepresidenta de la Cámara para América Latina, Jodi Bond, y el presidente del Consejo de Negocios Cuba-Estados Unidos, Carlos Gutiérrez. El viernes visitó el estado de Iowa, donde se encontró oficialmente con Vilsak.

 

Cuba necesita rebajar sus costosas importaciones de alimentos, que llegan a alrededor de dos mil millones de dólares anuales, lo cual lleva sus planes con el mercado de Estados Unidos más allá de un comercio en ambas direcciones, y aspira a una cooperación, según analistas.