Crisis entre Bolsonaro y ministro Economía

El presidente brasile√Īo,Jair Bolsonaro, anunci√≥ imprevistamente que dej√≥ sin efecto el proyecto Renta Brasil, el cual iba a dar continuidad al subsidio de emergencia dado a la poblaci√≥n humilde afectada por la crisis econ√≥mica provocada por el coronavirus que ya caus√≥ m√°s de 132 mil muertes.

El ministro de Economía, Paulo Guedes, niega por su parte que haya una crisis con el mandatario.

Tras el inicio de la pandemia, Bolsonaro decretó el pago de 600 reales mensuales (unos 108 dólares) a más de 60 millones de desocupados y personas de baja renta, un auxilio de emergencia que influyó en el crecimiento de la popularidad del mandatario, la cual subió a los índices más altos desde principios de 2019.

Ante el impacto positivo de esa ayuda, el mandatario manifestó la intención tornarla permanente, más allá del fin de la crisis sanitaria.

Pero este martes a la ma√Īana Bolsonaro anunci√≥ en las redes sociales que “hasta 2022 (√ļltimo a√Īo del actual gobierno) est√° prohibido hablar de Renta Brasil, vamos a continuar con la Bolsa Familia y punto final”.

La citada Bolsa Familia es el programa de ayuda económica heredado del expresidente de izquierda Lula da Silva, un rival político del derechista Bolsonaro.

El mandatario visiblemente disgustado mostró las tapas de los diarios más importantes del país en las que se publicó este martes que para financiar la Renta Brasil iban a congelarse las jubilaciones.

Usando una expresi√≥n del mundo del f√ļtbol, Bolsonaro prometi√≥ mostrarle la “tarjeta roja” al funcionario que hable de congelar las jubilaciones y dijo sospechar que esa versi√≥n publicada por la prensa surgi√≥ de “alguien de (la cartera de) Econom√≠a”, sin precisar a quien se refer√≠a.

El Covid-19 caus√≥ una grave crisis sanitaria que caus√≥ hasta ahora 132.117 muertos y 4.349.544 infectados, seg√ļn el √ļltimo informe divulgado por los gobiernos estaduales.

Junto a los problemas de salud p√ļblica la pandemia golpe√≥ duramente a la econom√≠a que tuvo una ca√≠da del 9,7 % en el segundo trimestre de este a√Īo cuando la desocupaci√≥n trep√≥ al 13,3 %.

Pero gracias al pago de cinco cuotas mensuales del auxilio de emergencia de 600 reales se redujeron los índices de miseria y hubo una reactivación del consumo popular.

Durante la transmisión realizada hoy en las redes sociales desde el Palacio del Planalto, Bolsonaro rebatió las ideas del ministro de Economía, Guedes, que al parecer impulsaría financiar la ahora descartada Renta Brasil con el congelamiento de las jubilaciones.

Bolsonaro afirm√≥ de forma vehemente mirando a c√°mara que “jam√°s vamos a congelar los salarios de los jubilados ni reducir los subsidios a los deficientes (…) como ya dije otras veces jam√°s le sacar√© dinero a los pobres para d√°rselo a los paup√©rrimos”.

Antes de su breve intervención en las redes sociales Bolsonaro había convocado de urgencia a Guedes, quien se vio obligado a suspender su participación en una conferencia.

El hecho se tranformó en la noticia del día y agitó la agenda política de Brasilia.

Horas m√°s tarde ministro Guedes asegur√≥ que la relaci√≥n con Bolsonaro es arm√≥nica al decir que “la tarjeta roja no es para m√≠, dejo claro esto para todos”.

El mes pasado hubo otro momento de estrés en la relación entre Bolsonaro y Guedes.

Aquella desinteligencia ocurri√≥ porque el presidente expres√≥ su intenci√≥n de aumentar las inversiones estatales junto con incrementar el gasto social a trav√©s de la Renta Brasil, para lo cual se necesita violar la norma constitucional que fija un “techo de gastos”.

Ese l√≠mite al gasto p√ļblico es defendido por Guedes, un economista egresado de la Universidad de Chicago, adscripto al rigor fiscal y una perspectiva liberal de las pol√≠ticas p√ļblicas.