CRIMEN DE FERNANDO. Leyenda del rugby aseguró que lo sucedido es el resultante de una sociedad permisiva

    Eduardo Rossi, fundador y entrenador del Club Fundación Aborigen Rugby visitó los estudios de la AM990 y habló en relación a la muerte del joven Fernando Báez Sosa en manos de 11 jugadores de rugby en enero pasado en la ciudad de Villa Gesell. Rossi aseguró que los jóvenes son unos “estúpidos” y que es culpa de los padres que los dejaron hacer lo que quisieron.

    Rossi, comenzó diciendo “se le está estigmatizando a un deporte, en nombre de 10 u 11 energúmenos que le hicieron eso a un joven. Hay que los chicos que mataron a Fernando son unos “estúpidos” y hay que partir de la base de que chicos que practican un deporte para después sobresalir en la calle haciéndose los pesados están muy equivocados de deporte”.

    Y siguió “debo recordar que cuando fui jugador en Europa, en la calle eramos carmelitas descalzas, si se presentaba una situación nosotros nos íbamos. Esto no solo fue un asesinato, esto es la resultante de una sociedad permisiva, de unos padres que dejan pasar todo, entonces estos chicos como gracia hacen esto y matar a una persona, lo que no debe pasar en ningún tipo de deporte”.

    “Lo que yo trato de fomentar con el rugby y se que en todos los clubes de la provincia y el país se piensa igual es fomentar el valor de la amistad, integridad, altruismo, compañerismo y sobre todo en la vida tratar de ser un buen hombre a traves de sus hechos y afectos”, señaló.


    Además indicó “por eso cuando en los medios nacionales dicen rugbiers, me parece perfecto que digan eso, pero no rugbyman porque eso lo sos vos, debo decir que esta característica lo tiene un hombre de rugby justamente que practica y trata de ejercer los buenos ejemplos”.


    Asimismo, manifestó “por lo general el tipo que practica este deporte y en la calle es un matoncito, dentro de la cancha es un miedoso.”

    “No podía creer cuando hace unos días vi en los medios nacionales artículos periodísticos en los que decían “Cómo defenderse de un rugbier”, eso no se puede hacer, no se puede dar mas violencia, hay que apaciguar las cosas”, contó el ex rugbier.

    Además explicó “no se puede decir tampoco, el rugby es un deporte de chetos, porque mi club esta integrado por jovenes de los barrios Guadalupe, Namqom, Circuito Cinco y la Nueva Formosa. Hace dos años venimos jugando finales, nosotros participamos de los eventos deportivos regionales.

    Tenemos muchísimas carencias económicas, pero lo que mas nos sobra es educación, respeto propio y al rival”. “Y una cosa que la Unión de Rugby de Formosa hace unos tres años tiene una normativa que dice que no hay que dejar entrar bebidas alcohólicas a los estadios, cosa que me parece perfecta”, continuó.

    Por último, remarcó “son once estúpidos que han quebrado una familia, me parece que son personas horrorosas y más aun sabiendo que están insertados dentro de la sociedad, me parece que deben purgar sus faltas , pero no por ello hay que condenar un deporte en donde se impulsan valores”.