Crean un chaleco que podría cambiar el abordaje de la EPOC

Un grupo de investigadores de ocho países de la Unión Europea (UE) desarrolló un chaleco para monitorear en tiempo real los pulmones de los pacientes que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
Para ayudar a los pacientes con comorbilidades -otras enfermedades asociadas a la EPOC- y para reducir la carga de los sistemas de salud, el proyecto Welcome tiene como objetivo crear soluciones innovadoras, como una herramienta integrada de gestión de la atención y un chaleco de monitorización, explica el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo de la UE sobre el proyecto colaborativo.
Según la Universidad de Coimbra (UC), de Portugal, que participa en la iniciativa mediante ocho investigadores portugueses, uno de los avances de este chaleco, financiado por la UE con 10 millones de euros, es que las imágenes del pulmón serán obtenidas de forma no invasiva mediante diferentes corrientes eléctricas.
De la investigación, que se desarrolló durante los últimos cuatro años coordinada por Grecia, también participan especialistas de Alemania, Suiza, Holanda, Italia, Irlanda, Portugal y el Reino Unido. El objetivo final es detectar de forma precoz aquellas complicaciones que puedan sufrir los enfermos de EPOC, una dolencia que en 2030 será la cuarta causa de muerte en el mundo.
Con el chaleco Welcome se cambiará, una vez institucionalizado, el paradigma de tratamiento de esta enfermedad, ya que supone una apuesta por una medicina de predicción, prevención, personalización y participación, según la UC.
El coordinador del grupo portugués, Rui Pedro Paiva, profesor de Ingeniería Informática de la institución, asegura que con el chaleco se controlan las señales fisiológicas, tales como la saturación de oxígeno, la frecuencia y las vías respiratorias o la actividad física.
A través del chaleco “se obtienen en tiempo real una gran cantidad de datos muy diversos que son enviados a una tablet o smartphone del paciente donde se procesa la información recogida”, explicó.
Según el investigador, tras su validación, los datos “son remitidos a una central de información instalada en formato Cloud donde son procesados para trazar el posible cuadro del paciente y evitar posibles alteraciones”. Así, se evitan hospitalizaciones y se previenen complicaciones derivadas de la enfermedad de EPOC.
Los científicos portugueses señalaron que esta solución tecnológica ya fue probada en algunos pacientes, que comprobaron su comodidad a la hora de usarlo. Paiva considera que el tratamiento “tendrá un impacto socioeconómico muy elevado, no sólo para la calidad de vida y del paciente, sino también en los sistemas de salud”.
Para que el sistema Welcome sea aún más fiable desde el punto de vista tecnológico, la UE aprobó una nueva financiación de 4 millones de euros -que se suman a los 6 aprobados para la primera fase del proyecto- que permitirá a los científicos continuar con la investigación hasta 2020.
En Argentina, la EPOC afecta a 2,3 millones de personas, de acuerdo al primer estudio epidemiológico sobre la enfermedad, de hace dos años.
Si bien hay otros factores que pueden provocar la enfermedad (contaminación ambiental, ocupacional y doméstica), la causa más importante es el tabaquismo. Por eso es importante que los fumadores mayores de 40 consulten a un neumonólogo para acceder a un diagnóstico temprano que mejore el pronóstico de esta patología, que es prevenible y tratable.