CORRIENTES. Procesan a secretario judicial Pablo Molina

La justicia federal de Corrientes procesó y trabó un embargo de 500.000 pesos al Secretario Penal Pablo Molina, que se desempeñaba ante el Juzgado N° 1 del fuero en esa provincia, a cargo de Carlos Soto Dávila.

 

Se lo acusa de haber fraguado firmas y de alterar resoluciones a cambio de dinero para devolver dos autos de lujo que habían sido confiscados en causas por lavado de dinero.

 

Molina, que pidió licencia días antes del procesamiento que dictó el juez federal Carlos Vallejos, está imputado por falsificar firmas y alterar trámites para beneficiar con la devolución de dos vehículos de alta gama a un empresario detenido por lavado de dinero y narcotráfico.

 

Él y Soto Dávila están desde hace tiempo en la mira del fiscal de Cámara Carlos Schaefer, quien pidió que el juez sea investigado por este mismo hecho. La Cámara de Apelaciones rechazó su planteo. Esa medida fue apelada.