CORONAVIRUS. San Pablo con más contagiados que España

El estado de San Pablo, el más populoso y opulento de Brasil, superó hoy a España en número de infectados con SARS-CoV-2, en el contexto de una curva ascendente en todo el país que podría llegar a 166 mil fallecimientos en octubre.

Esa es al menos la proyección de una universidad de Estados Unidos, especializada en esos cálculos.

En San Pablo se registraron 248.587 infectados según los datos presentados este jueves por la Secretaría de Salud estadual, contra 247.486 contabilizados en España, informó el sitio de noticias UOL.

Las estadísticas de fallecimientos también están en alza en San Pablo, con 13.759 casos, donde el miércoles hubo 434 muertes y hoy 407, los dos días con más altos registros desde el inicio de la pandemia.

El secretario de Salud estadual, Henrique Hermann, y Joao Gabardo, jefe del equipo de contigencia por el Covid-19, ofrecieron una conferencia de prensa hoy en la que informaron sobre un agravamiento de la pandemia.

La situación empeoró fundamentalmente en el interior del estado, de 46 millones de habitantes, donde hay un servicio hospitalario menos complejo que el existente en la capital.

Ese mismo cuadro se repite en varios estados del país donde la dolencia llegó más tarde a las ciudades del interior en las que la situación comenzó a agravarse en los últimos días.

El ministerio de Salud nacional anunció que luego de observar una meseta de casos a mediados de la semana pasada la situación empeoró en los últimos días, por lo que aún no se llegó al pico de la curva.

Entre tanto el presidente, Jair Bolsonaro, y el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, repitieron esta semana su expectativa en que los gobiernos estaduales eliminen cuanto antes las cuarentenas y se reinicie por completo la actividad económica.

Incluso Bolsonaro manifestó su deseo de que se reinicien las actividades en las escuelas públicas y privadas.

Brasil se consolidó como el segundo país del mundo en el ranking de fallecimientos y afectados por el SARS-CoV-2 que elabora la universidad norteamericana Johns Hopkins.