CORONAVIRUS. Más de 20 millones de casos en el mundo

La nueva primera línea del coronavirus en Europa pasa por Grecia y por Francia, mientras no cesa en todo el mundo, donde superó los 20 millones de casos.

También hay una nueva alarma en países como Nueva Zelanda, convencido de que había erradicado el contagio y después, obligado a restaurar los bloqueos, aunque sea de modo parcial.

“Podemos decir que Grecia ingresó en una segunda ola de la epidemia. Este es el punto en el que podremos ganar o perder la batalla”, dijo Gkikas Magiorkinis, profesor de epidemiologia en la Universidad de Atenas.

Lo dijo después de que registró un nuevo récord de casos positivos -203 el pasado domingo- y todo hace pensar que Grecia se encuentra en una fase crítica en cuanto a su capacidad de contener la expansión del virus.

Tampoco las noticias son buenas para Francia, donde en 24 horas fueron diagnosticados 1.397 casos.

Fue el premier, Jean Castex, quien recomendó a los prefectos de extender lo máximo posible el uso del barbijo y prorrogó hasta el 30 de octubre la prohibición de reuniones con más de 5 mil personas.

“La situación epidemiológica está evolucionando en una mala dirección”, dijo Castex, advirtiendo que, sin una responsabilidad colectiva, hay “un riesgo elevado de reactivación de la epidemia, que será difícil de controlar”.

Entretanto, vuelven a aumentar los contagios en Rumania, después de haber registrado una caída.

En las últimas 24 horas, los casos positivos fueron 1.215, con un total desde el inicio de la pandemia que subió a 63.762, lo que confirma a Rumania como el país más golpeado de los Balcanes y uno de los mayores focos en Europa.

Incluso Finlandia, que según la OMS cuenta con una de las tasas de contaminación más bajas de Europa (sólo tres casos cada 100 mil habitantes), decidió imponer la cuarentena de dos semanas a quien provenga de un “país en riesgo”.

En Escocia, en cambio, se optó por reabrir escuelas por primera vez en cinco meses, desafiando al Covid-19.

En Inglaterra, mientras, se apunta a septiembre, pero aún sigue la incógnita: el domingo se registraron más de 1.000 casos por primera vez desde junio.

En el mundo, los contagios llegaron a 20.126.452, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, con Estados Unidos con más de 5 millones de casos, Brasil con más de 3 millones, mientras India superó los 2 millones y decidió las restricciones por tiempo indeterminado de todos los servicios ordinarios.

Por otra parte, parte fuera de control la propagación del virus en Israel. Con 632 nuevos enfermos, el número total llegó a 85.354: más que China.

En cuanto a Nueva Zelanda, un país que pensaba haber quedado fuera de la pesadilla, ahora vuelve sobre sus pasos e impone restricciones.

De aquel 8 de junio, cuando la premier, Jacinda Ardern, festejaba que su país estaba libre de Covid-19, ahora se decide imponer restricciones a la ciudad de Auckland, donde entre una familia se registraron cuatro casos de “origen desconocido”.

En Estados Unidos, primer país en el mundo por número de muertos (163.533), además de los contagios, el presidente estadounidense, Donald Trump, consideró que “las escuelas deben abrir” porque “los niños no se contagian fácilmente de coronavirus”. Pero los expertos piensan de manera diferente.

En una entrevista con la CNN, la docente de la Escuela de Medicina de Harvard, William Haseltine, dijo estar convencida de que los niños pueden estar en condiciones de difundir el coronavirus con la misma facilidad con la que contagian el resfriado común.

También desmienten a Trump los datos de la Academia de Pediatría de Estados Unidos, que en un informe señaló 97.098 casos de contagio entre los niños, desde el 16 al 30 de julio.