Coronavirus en Argentina: confirman 36 nuevos casos y ya son 301 los contagiados

Las autoridades sanitarias nacionales confirmaron este lunes otros 36 contagiados de coronavirus COVID-19 en el país, con los que el total de los infectados ascendió a 301, entre los que se contabilizan cuatro muertes.

Según el informe, “al momento, en Argentina la mayoría de los casos son importados, se detecta transmisión local en conglomerados y se identifica casos de posible transmisión comunitaria que se encuentran en investigación”.

Los nuevos casos se reparten de la siguiente manera: 

11 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

5 en Provincia de Buenos Aires

13 en Santa Fe

3 en Córdoba

4 en Chaco

De los nuevos contagios, 17 corresponden a personas con antecedente de viaje a zonas con transmisión comunitaria, mientras que 5 son contactos estrechos de casos confirmados, 14 se encuentran en investigación para determinar el antecedente epidemiológico..

En una “radiografía” del virus en nuestro país, Clarín pudo ver los registros clasificados de los primeros 266 infectados de la Argentina, cifra vigente hasta el mediodía del lunes 20 de marzo, donde se detallaba que el 61,6% son varones y el 38,6% son mujeres. Del total de 266 pacientes que dieron positivo hasta ese momento, 15 estaban en terapia intensiva.

La edad promedio de las personas que dieron positivo es de 43 años. Aunque los cuatro muertos tienen entre 62 y 67 años: todos ellos con problemas de salud de base que complicaron el cuadro de coronavirus.

Desde el Gobierno se está buscando “achatar” la curva de contagios en el país de cara a los días más fríos del otoño y el invierno. La intención es que no colapse el sistema sanitario como está ocurriendo actualmente en países como Italia y España donde la cifra de infectados y fallecidos resulta dramática.

Por la pandemia y la suba de contagios, el Gobierno analiza extender la cuarentena obligatoria en un período que podría llegar hasta el 12 de abril para disminuir la expansión del coronavirus ​en la Argentina.

La decisión estará atada a los resultados del aislamiento que está rigiendo hoy, pero esa idea tiene un problema de implementación, ya que los casos de infectados que se están informando en estos días reflejan contagios anteriores a las medidas que se tomaron el último viernes.