Coninagro trabaja en el relevamiento de las economías regionales

Con el objeto de propiciar un mayor desarrollo de las economías regionales, el equipo técnico de Coninagro inició un proceso de consulta en todos los sectores productivos del país para que permita detectar las principales necesidades de las economías regionales y en función de ello elaborar un proyecto de ley.
“Desde CONINAGRO hemos comenzado un amplio proceso de participación, consultas y trabajo en equipo con las distintas regiones del país para alcanzar un proyecto de Ley de Promoción de las Economías Regionales”, informó hoy Carlos Iannizzotto, presidente de la entidad nacional que representa a las cooperativas agropecuarias de Argentina.
El presidente de CONINAGRO consideró que “el desarrollo agroindustrial en las economías regionales es la llave para resolver problemas sociales, territoriales y económicos que arrastra la Argentina desde hace décadas”. Y con este antecedente “se deben priorizar políticas públicas que eviten las mega concentraciones urbanas, impulsando procesos de desarrollo local y arraigo familiar en todas las regiones productivas, con la infraestructura necesaria”.
En este contexto, se desarrolla una propuesta integral a nivel nacional que consiste en un Proyecto de Ley de Promoción de las Economías Regionales, anunciado en Mendoza, con proyección nacional, que implicará un trabajo de todo el año.
“Buscamos que este Proyecto de Ley, sea la resultante de un proceso virtuoso y participativo, de carácter público/privado, que desencadene el potencial de las Economías Regionales, a través de un enfoque sistémico sobre las principales problemáticas, tanto coyunturales como estructurales del sector”, indicaba el dirigente mendocino.
El proyecto, que será el fruto del trabajo ya iniciado, por todo el país analiza una amplia temática que abarca el financiamiento en las Economías Regionales, si se tiene en cuenta que en Argentina el crédito representa sólo 14% del producto bruto interno, cuando en Brasil llega a 65%, en Chile a 80% y en Australia a 140%. Y de ese 14% sólo 1,3% del PBI se destina a financiar al sector agropecuario, indicó Iannizzotto.